Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Cuatro invitros y un matrimonio

Hace dos semanas cumplí los 44 años. Un número capicúa, a mí me parece bonito, pero claro, da vértigo echar cuentas y pensar que he superado con creces la mitad de mi esperanza de vida. Pero bueno, viendo las tragedias que ocurren habitualmente (no voy a hablar de ello, no tienen remedio y no me gustar regodearme en ello), una piensa que mejor "Carpe Diem" porque lo importante no es lo ya vivido, que es mucho, sino lo que me queda por vivir, y sobre todo, cómo quiero que sea mi vida.
Hace apenas once años acababa de pagar la entrada de mi piso, salía con Y pero no daba un duro por esa relación y compartía un piso de alquiler. Ahora tengo un piso propio y me quedan cinco años de hipoteca por pagar. Pero lo mejor es haber conocido a O. En menos de un año y medio estábamos casados, después de tirarme veinte años metida en relaciones sin futuro.
Igualmente hace tres años empecé con los tratamientos de fertilidad. Entonces esto me parecía un mundo, algo similar a viajar a la Lu…