Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

La vida es una tómbola

La vida es una tómbola, que decía Marisol, uy perdón Pepa Flores. Y digo esto porque hace unas semanas estaba como loca por cogerme las vacaciones para poder irme de vacaciones, celebrar mi cumple, descansar y mejorar mi relación con S, a quien tenía más que abandonado debido a las maratonianas jornadas de trabajo y encima, el mes de junio con los exámenes de la escuela de idiomas.
Y llegó el viernes 15 de julio y dejé todo preparadito en el trabajo, incluso pude tomarme unas cañitas con mis compis para celebrar que me iba de vacas y que cumplía años inminentemente, todo en uno. El ambiente había cambiado a festivo y sólo quedaba llegar a casa y festejarlo con S. Todo pintaba bien el viernes a las 9 de la noche cuando iba caminito de casa pero…
Por resumirlo de algún modo digamos que descubrí de golpe que S me mintió sobre algo fundamental (ojo, nada relativo a cuernos ni nada por ese estilo) pero que traicionó mi confianza y que lo siguiente fue una pelea monumental.
Fue como una nube…

BUFFALO LOCO Y GUSANO ROJO

Llevo varios días sumergida literalmente en el curro y la semana que viene me espera lo peor. Si estoy sobreviviendo es porque me voy a coger unos días de vacaciones y me voy a ir a tostarme bajo el sol y a olvidarme de que soy una paria encadenada a un ordenador, criando michelines por la falta de actividad y las comidas rápidas.
Este mes me he tomado unas pastillas para incrementar la fertilidad, recetadas por un ex ginecólogo. Digo ex ginecólogo porque el otro día me enteré de que regresaba a su país. Después de un año en tratamiento y más de diez consultas, casi era como de la familia, sabía de mis problemas de ovarios de jovencita, de mi anterior pareja que nunca se hizo las pruebas (Mister Z) y de los problemas de mi actual novio, S.
Pero bueno, espero que la doctora que nos han asignado pueda ayudarme con el problema y en un año o así consiga embarazarme. Estoy perdiendo la fé en ello pero no quiero tampoco quitármelo de la cabeza. Digamos que vivo con ello como una esperanza dif…