Entradas

Malamadrear

He topado hace poco con un sitio web dedicado a las madres que, como yo, hacen mil y una virguerías para criar a sus hijos y seguir llevando una vida normal, no sólo en el tema profesional sino incluso, aunque sea de cuando en cuandro, malamadreando por ahí con las amigas o cualesquiera que sea el momento de desconexión de la vida rutinaria que podamos permitirnos.

Hace también poco perdí (espero que no definitivamente) a una amiga del cole en el sentido de que discutimos por una diferente visión de lo que es conciliar la vida laboral y la familiar.

Esta chica creo que tiene problemas serios de los nervios porque últimamente discutía por cosas que creo que son chorradas como el número normal de cacas de un bebé, teniendo en cuenta que la mía no toma pecho y sí leche de fórmula por lo que ha sido muy estreñida hasta que empezó la alimentación complementaria. Ahora sin problemas.

El caso es que esta compañera de la infancia va en sentido contrario a todo el mundo pero se queja de ser i…

Chantaje machista a las madres

Pongamos que una mujer acompaña a su marido al médico y éste le dice que tiene el colesterol muy alto y que tiene que hacer dieta sin grasas. Hasta ahí todo bien. Supongamos por un momento que ese mismo médico se dirige a la mujer y le dice: "Ya sabes, a partir de ahora, deja tu trabajo y ponte a cocinarle comida sana a tu marido si no quieres quedarte viuda joven".

¿A que todas las que me estáis leyendo os sentirías indignadas y pondríais de vuelta y media a tal médico machista?

Lo normal es que la mayoría de las mujeres detectemos ataques machistas en el trabajo (que es terreno abonado y más en las profesiones en las que estamos en minoría) y en ambientes muy tradicionales como pueden ser las iglesias, el ejército, los viajes a países tercermundistas o musulmanes, etc.

Pero lo que no solemos estar preparadas es para detectar y contraatacar cuando los ataques machistas se disfrazan de consejos para proteger a nuestros hijos.

Ejemplos:

- Lactancia materna.
Continuamente se …

Last Christmas

Acabaron las Navidades. E iba a decir que por fin. Creo que esas fiestas son para niños, ancianos o jóvenes pero no para adultos y menos aún para madres de familia. Porque son pocos días festivos realmente que no haya que ir al trabajo y las tareas extra de cocinar, atender visitas, compras en supermercados abarrotados de gente, buscar regalos para los familiares y amigos, empaquetarlos, vestir a los niños para que vayan monos, arreglarse una después de salir de la cocina oliendo como una churrera y agotada con las lumbares destrozadas.

Aparte que teniendo niños que hay que gestionar el tema de los Reyes, que si quieren ir a ver la Cabalgata, entregar la carta, hay que buscar sus juguetes que están agotados... Vamos, un auténtico estrés.

Sin embargo, sólo por ver la cara de ilusión de los niños y los abuelos merece la pena.

En mi caso, estas Navidades han sido las primeras de Bridget Junior.y las primeras en muchos años que me hablo con mi padre, que ahora está en una residencia y lo…

Orange is the new Black

Antes de entrar al tema de hoy quiero responder a una persona que me ha enviado comentarios muy negativos recientemente, pero que no me ha dado el pésame por el fallecimiento de mi madre por ejemplo.

Lo primero, es que soy muy feliz por el nacimiento de mi hija, y me enfada que esta persona que ya me ha enviado tres comentarios negativos no sepa que un blog personal es para desahogarse y no es un diario detallado y pormenorizado de mi estado anímico a cada minuto. Igual que no detallé y pormenoricé cuando falleció mi madre en marzo o un amigo muy quierido hace dos años, porque no es mi interés con este blog dar pena o hablar de lo que todo el mundo supone que son las cosas.

Se supone que un embarazo tan deseado y dar a luz a un hijo muy querido te llenan de felicidad, y no quiero que se malinterprete y se piense alguien que no soy feliz ni me siento dichosa por ello. La primera vez que vi a mi hija, que por desgracia al ser cesárea sólo fueron unos segundos, se me llenaron los ojos d…

Lo que no te cuentan del Posparto

Mañana harán seis semanas desde que di a luz a mi Bridget junior por cesárea. 
Fue la opción acertada dado lo complicado y los riesgos que podría tener un parto vaginal, y realmente he tenido pocas complicaciones físicas, aunque debo decir que lo que peor me sentó fue la anestesia, la epiraquial puesta además en una zona lumbar más alta de lo normal debido a problemas en esa zona por hernias discales.
Habiendo pasado innumerables operaciones, he de decir que esta vez ha sido la que más tiempo he estado en reanimación y hubo un momento en el que me entró miedo a que me hubiesen dejado parapléjica, porque pasaban las horas y no recuperaba la sensibilidad en las piernas, viendo además como pasaban a planta a otras chicas que habían operado más tarde que a mí.
Finalmente subí a planta y pude estar con mi nena. La había recibido mi marido a media mañana y le había dado ya un biberón y estaba aprendiendo a cambiarle los pañales y esos cuidados mínimos.
El problema de la cesárea es que no t…

Parto inminente !!!!!!

Ya tengo fecha para provocarme el parto, será el próximo lunes día 26 de septiembre. Ingresaré el fin de semana porque mi embarazo es de alto riesgo, la edad, abortos y operaciones previas y la cantidad de medicación que llevo encima hacen que deba estar todo muy controlado.

Ahora que ya podré en breve tener a mi bebé en brazos he de confesar que me siento muy nerviosa, porque espero que vaya todo bien, pero no puedo evitar tener algo de preocupación.

Desde los siete meses he tenido que lidiar con el tema de la diabetes y lo he controlado bastante bien, pero he precisado de insulina, lo cual ha sido un auténtico incordio, me han controlado más que a muchos diabéticos que se pinchan insulina todos los días, y ha supuesto un gran esfuerzo, sobre todo al estar todo el día fuera de casa.

También esta etapa final ha estado salpicada de sobresaltos, ya que he tenido tensiones familiares que prefiero no explicar porque es una situación muy compleja la que se está dando, con mi padre en una …

Entrando en la recta final del embarazo

Ayer cumplí los 7 meses de embarazo. Me parece casi imposible haber llegado hasta aquí con todos los avatares vividos, sobre todo al principio del embarazo, con sangrados, indicación de reposo, la muerte de mi madre, etc

Pero al final desde el cuarto mes de embarazo la cosa se estabilizó y he vivido unos meses de relativa tranquilidad, aunque esto es duro. No puedo hacer vida normal y estoy muy vigilada. Cualquier cosa que en condiciones normales se resuelve de forma fácil, embarazada y de alto riesgo supone una montaña. Por ejemplo, el mes pasado sufrí una fuerte otitis y faringitis y no he podido tomar más que un poco de paracetamol. Ha sido horrible porque me quedé sorda de un oído con pitidos y zumbidos y además no podía dormir por las noches de los ahogos y ataques de tos.

Trabajando y con la agenda extralaboral con citas y compromisos se hace muy cuesta arriba.

Respecto a mi agenda he tenido que renunciar a muchos compromisos. De entrada, la mayoría de compromisos sociales por …