Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

La invitro resumida

Hace tiempo me referí a las chicas que estamos haciéndonos la invitro como las “gallinas de los huevos de oro” porque nos sale el óvulo producido más caro que el peso total de los ovarios en oro puro. Como no me quiero repetir, y seguro que hay mucha gente que no sabe nada de esto de la invitro, me gustaría al menos introducir algunas técnicas y conceptos que son totalmente extrañas, incluso para las que somos veteranas en estas vicisitudes. Lo primero es que mucha gente no tiene claro esto de la invitro, sólo oye noticias de famosas embarazadas con más años que Matusalén y todavía se creen ingenuamente que se hayan quedado embarazadas de forma natural. A ver señores pardillos, de forma natural sólo se queda una de cada cien, y eso si es menor de 45. A partir de esa edad, salvo milagros bíblicos, ninguna mujer se queda embarazada sin ayuda médica y muy posiblemente, necesite además óvulos de una donante joven. Como nadie dice nada, hay gente que ve un bombo y ya cree que aquello es “n…

Seis años ya desde el principio del blog

Hago este resumen para mis nuevas seguidoras, la mayoría compis de ciclos de invitro. Ya va a hacer seis años que abrí este blog y creo que merece una reflexión y resumen. Cuando abrí este blog era una chica que acababa de cumplir los 37 años, trabajaba de informática (como ahora) aunque en una empresa distinta, y salía y medio convivía con un chico al que me refiero en el blog como Z y que ahora es mi ex ex novio y uno de mis mejores amigos, y también amigo de mis hermanas pequeñas (el What's up es lo que tiene...)ya que son de su edad más o menos y les van las mismas chorraditas (Smartphones, música, pelis, etc.). Yo siempre digo que la generación "Barrio Sésamo" es muy homogénea... Yo soy generación "La casita del reloj de Pedro Meyer" En aquella época del coienzo del blog, 2006, hacía pocos años que me había mudado a mi piso nuevo en una zona nueva de Carabanchel. Mi casa estaba casi sin muebles (a día de hoy no he terminado de decorarla pero ya es habi…

La importancia de cuidar los tríceps (Primera parte)

Hoy he visto por segunda vez un 69 en mi báscula y me he emocionado. Parece una tontería porque no hay mucha diferencia entre 70,1 y 69,9 pero sí desde un punto de vista psicológico. No es que haya bajado 200 gramos miserables este finde, es que me he librado por fin de la lacra de los setenta kilos. Hace tan sólo seis años, cuando comencé a escribir este blog, pesaba cincuenta y ocho kilos y maldecía la báscula porque con treinta años pesaba cincuenta y dos kilitos y había engordado seis kilos en seis años, a kilo por año. Nada me hacía presagiar la debacle de grasa que se cernía sobre mí por culpa de los vaivenes hormonales. A veces pienso que los desajustes hormonales son mi justificación ante la sociedad por el inexorable hecho de que me estoy haciendo vieja y gorda. Parece que hacerse una invitro y coger unos kilos de más está justificado y es bastante loable por el fin al que una sacrifica la consistencia de muslos y barriga. Pero no es justificable engordar porque el metabolis…

Proyecto boda 2013

Como dije en otro post, esto de casarse es motivo de continuos temas de conversación con amigos, parientes y conocidos. Nadie está del todo a gusto con la elección, a excepción de O. El otro día que fue fiesta, a pesar de mi mega jaqueca, hicimos por ir a ver un sitio del que nos dieron buenas referencias. Yo pensaba que si la boda es en abril, buscar en agosto restaurante es tomárselo con mucha calma, pero qué va, suele estar todo hasta arriba. Menos mal que no nos casamos en el centro de Madrid y que, con la crisis, la gente ya no se decide a casarse y hay que hacer la reserva con menos antelación. Aún así, los precios de aúpa. Me daban ganas de preguntarle a la encargada del local si no nos podrían poner el menú de niños a todos los comensales, que salía por menos de la mitad de un menú normal y con el ahorro podemos pedir una hora de barra libre y música. Total, si la gente que va a las bodas al final no se come el menú, lo desgracia, da penita. Sin embargo, se beben hasta el ag…

Pituitaria y ovarios en reposo, mente y cuerpo a tope de nuevo

Aunque soy un tanto hipocondríaca y salgo disparada al médico en cuanto algo no me cuadra y pienso en lo peor (mi querido O dice que tengo una habilidad tremenda para imaginar el peor escenario posible y recrearlo), también debo decir con orgullo que mi capacidad para reponerme de todos los males y padecimientos físicos y psicológicos es admirable. (De hecho, el propio O no sabe cómo hago para liderar con todos estos males, sobre todo con la presión laboral y académica). Hace pocos días os contaba lo de mi visita a urgencias y el susto horrible. También os conté que me rompí un poquito el pie en la playa. Pues el miércoles pasado ya había vuelto al gimnasio y el viernes con cuidado por mi pie eso sí, pero ya estaba metida en una clase de “zumba”. El “zumba” es el aerobic de toda la vida reconvertido. Esto es como las gilipuerteces de las revistas de moda que usan vocablos nuevos para las cosas de siempre. Por ejemplo: “Outfit”. Si no fuera porque estudié inglés bastantes años pensaría…