Entradas

Mostrando entradas de 2012

Fin de año a las puertas

Bueno, pues parece que se acaba el año en 3 días. Parecía que prometía mucho el 2012 pero al final ha pasado sin pena ni gloria. Bueno, con más pena que Gloria. Empezó el año con un microaborto. Mal comienzo. Y se va a acabar con un útero bajo sospecha de ser el causante de todos mis males. Al final este año no me ha dado el embarazo deseado, y encima parece que se embrolla aún más la madeja de problemas por los que no puedo concebir. Así que 0 hijos y así desde hace ya 5 años nada menos, desde el día en que decidí dejar la píldora y empezar a ejecutar mi sueño de ser madre. Ilusa de mí, pensaba que me costaría mucho, un año o así quedarme embarazada, lo que no pensaba es que me tiraría cinco años de calamidades para obtener cero resultados. Siguiendo la lista de objetivos vitales, tampoco este año ha sido el del cambio de estado civil, pero lo será muy pronto, ya parece que todo se está encauzando en ese sentido. En cuanto la Madre Naturaleza no tiene que intervenir en mi vida, las…

Un tabique en el útero

Bueno, parece que el mundo no se ha acabado. Igual se ha asomado al mundo el tal Yolum Bolukté maya y ha salido despavorido... Quién sabe...Nos han dejado huérfanos de dioses o igual es que, tal y como afirmaba irónicamente Nietzche en "así habló Zaratustra" directamente ha fallecido y nos ha dejado a nuestra suerte como los niños naúfragos del "Señor de las Moscas" de Goldwin. En fin, la vida sigue en cualquier caso y aquí estoy yo recuperándome, más que de la operación del viernes, de los asombrosos resultados. Yo me esperaba cualquier cosa a cual peor, pero lo que no me esperaba es que el médico me dijera que tenía un útero rarísimo, con un tabique o estalactita gigante en el medio. Y lo peor es que la cosa esa me esta haciendo de DIU natural. Tantos tratamientos y siempre culpando a los ovarios y a la edad, y el problema más importante estaba ahí delante...A veces los médicos deberían hacernos unos cuantos chequeos profundos en vez de echarle la culpa a lo mis…

Paranoicos en acción

Según me he enterado, el asesino de Newtown que se llevó por delante a una clase entera de niños pequeños, era hijo de una señora que se dedicaba a "preparse para el fin del mundo" (o lo que surja, claro). Este movimiento no sólo está extendiéndose por USA, sino en más países y está atacando a gente aparentemente sana mentalmente hablando. De por sí, la conspiranoia siempre ha hecho mella en mentes con tanta imaginación como conocimientos inconexos, adictos a foros apocalípticos, y sobre todo, mucho tiempo libre. Y la madre de Adam Lanza tenía muchos ingredientes para que la conspiranoia hiciese presa en ella. Si a esto se une un hijo un poco "tocado de fábrica" y a la venta de "armas de destrucción masiva" en Estados Unidos como si fueran gominolas en el súper, pues tenemos un cóctel explosivo y nunca mejor dicho. Una reflexión: manda huevos que los yankies anden rebuscando armas letales bajo el turbante de algún talibán, cuando las tienen en su pro…

¿A qué hora dicen que se acaba el mundo?

Según los mayas, el mundo se acabará el próximo viernes 21. Pero no dicen la hora. Suponiendo que se acabe al minuto 1 del solsticio de invierno, creo que según parece será aproximadamente al mediodía en Madrid, que es donde vivo. O sea, entorno a las doce de la mañana. Me han planificado la operación de útero para casi dos horas más tarde. O sea que, contra todo pronóstico, parece que podré ver el fin del mundo. Obviamente, todo esto es una gran paparucha. Es como suponer que se acabara mi vida porque se me acaba la agenda o el calendario. Pues si se me acaba la agenda, voy a la tienda y me compro otra, tan sencillo como eso. Pero, volviendo con el morbo apocalíptico, se supone que el fin del mundo tiene que ser algo más de tipo bíblico y no tan sólo que todo se vaya a la mierda en menos de un segundo. No creo que a las 12:00:00 esté en mi despacho haciendo un informe y sorbiendo agua de mi botellita junto al ordenador, y a las 12:00:01 esté en el Más Allá. ¿O será así? Cuando er…

Enjambre de tareas

Imagen
Hoy voy a ser menos literata y más visual. Dado que se me están acumulando cosas y cosas y que ya no sé ni cómo organizarlas para que estén todas, sobre todo las relativas al tema boda, se me ha ocurrido usar algo similar que suele hacer para organizar conceptos cuando preparo presentaciones en el curro. Así que lo que veís es un mapa mental de tareas y más tareas así a bote pronto. Seguro que se me olvidan un montón (este es sólo un primer boceto). Son tareas que tengo que hacer en tres o cuatro meses o menos, teniendo en cuenta que entro a trabajar a las 8 y salgo lo más pronto a las 6 de la tarde, y esto incluye viernes. Además, como ya sabéis, mantengo mi casa yo solita con mis dos manitas (no tengo asistenta ni ayuda de nadie) y tengo que sacar tiempo para mi chico y para las más elementales tareas higiénicas tales como: Mantener el pelo, uñas y tema piloso en un estado aceptable, teniendo en cuenta que además la boda está ahí en cinco meses y que cualquier desastre que come…

Pringando en el curro

Hoy me he sentido todo el día en el curro como una inmensa pringada. Casi todo el mundo estaba haciendo puente, menos los cuatro pringados, los "impresdindibles" de turno. He tenido un déjà-vu de una situación similar hace seis años, como si el tiempo no hubiera pasado desde entonces. Pero caramba que sí ha pasado. Lo único bueno de hoy es que no me han dado tanto la lata como otros días y he podido bajar a desayunar sentada en una mesa, como una señora, con un dulce en un plato y un buen cafetito enfrente mío y dos colegas enfrente. Un lujo, comparado con algunas mañanas estresantes en las que la bajada de glucosa me ha hecho escaparme dos minutos a por un café de la máquina. Seis años, madre mía cómo pasa el tiempo, y cómo cambian las situaciones. Por ejemplo: Mr Z, mi novio hace seis años, ahora es un buen amigo que firmará como testigo en mi boda con O. Donde trabajaba hace seis años ahora es un erial por completo, ya que el edificio lo han vendido y al resto de gente…

16 días para el fin del mundo...Y para mi operación

Aunque no trabajo para la administración del estado, parece que mi empresa ha empezado a hacer algunos recortes, y ha empezado por suprimir el tradicional cocktail de Navidad, bueno más bien ha reemplazado una macrofiesta en un sitio de celebraciones céntrico por una invitación a cuatro canapés en la cantina de la sede central. Nada glamouroso desde luego. Ya antes había empezado a recortar otras partidas de gastos, pero como no afectaba a todo el mundo ni de la misma manera, no existía una alarma generalizada. No había sensación de crisis, sino más bien, de austeridad creciente. Parece una tontería, pero una fiesta tan tradicional, puntual y emblemática de una multinacional como es la fiesta de Navidad, es algo que mide la buena salud económica de una empresa. Yo, si fuera la dirección, no la habría suprimido, pero bueno, son decisiones gerenciales. Aunque particularmente confío en que me mantendré en mi puesto de trabajo porque nos llegan ofertas de clientes (aunque es verdad que …

Rayas fantasmas y vestidos fugaces

Yo tengo algo en común con el niño del “Sexto Sentido”. Y es que él veía cosas que los demás no podían ver. A mí esto me ocurre con la segunda raya del test de embarazo, en concreto la semana pasada, cuando se me retrasó la regla algo ya respetable, fuera de toda norma. Me hice un pipitest el miércoles pasado, harta de esperar y esperar la regla y al principio no veía la raya, pero al rato cuando iba tirar el test a la basura, la vi ahí, como un fantasma. Como tenía que avisar al médico para empezar el ciclo de preparación del útero para la operación de revisión y limpieza (histeroscopia quirúrgica para mis colegas betadesesperadas), le comenté esto que me estaba pasando a la enfermera, añadiéndole que a media tarde había empezado con un spotting muy raro que no barruntaba nada bueno. No voy a contaros todo el detalle de idas y venidas al médico y test en sangre, pero al parecer el pipitest no estaba equivocado pero yo no estoy embarazada. ¿Cómo es eso posible? Varias explicaciones.…

Networking low-cost

El jueves pasado estuve en un evento de mi asociación de auditores. Me invitaron por haber colaborado durante el verano en COBIT5. No voy a entrar a explicar lo que es COBIT5 porque es como si Vettel se pusiera a explicarme la estrategia que tiene para la aplicación del KERS o de qué depende los tramos en los que el DRS está permitido (lo que se aprende cuando estás malita con fiebre y te quedas un domingo tirada en el sofá viendo la fórmula-1). Esto es igual, baste con decir que era un evento tipo congreso anual en el que además se cumplían los diez años de la asociación y la jornada tenía marcado carácter de proyección a futuro de la profesión de auditor de seguridad informática (ya os expliqué hace un año la diferencia que hay entre un hacker bueno y un hacker malo. Al primero se le llama auditor y se le paga una miseria por ello y al segundo se le llama hacktivista como los de Anonymous y pueden actuar gratis o bien pagados por algún grupo activista político, terrorista, etc.). B…

Singles, que no solteros

Tenía ganas de hablar de este tema, mal que muchos de amigos y conocidos me acaben tirando piedras cuando me vean por la calle. Parece paradójico que ahora que tengo pareja y voy a sellar el enlace próximamente, me ponga a hablar de este tema, pero sólo es una pequeña gota de mis experiencias de los últimos años al respecto, y quería ilustrar para la gente que no lo vive, cómo es este mundo de la soltería en España en el siglo XXI. Hace cincuenta años, no estaba bien visto pasar de los treinta años y estar sin pareja estable. Si te quedabas viudo/viuda, lo normal era llevarlo lo mejor posible. No era infrecuente quedarse de por vida sin pareja luego de experimentar una pérdida así. Dado que en España no estaba legalizado el divorcio, había muchos matrimonios de apariencias, y, sobre todo, muchas mujeres que estaban viviendo solas de hecho, pero no de derecho. Los hombres, claro está, nunca vivían solos, mayormente porque no estaban duchos en tareas domésticas. De este modo, los matri…

Barbecho de tratamientos

Una noticia antes de nada: Acabo de apuntar este blog a los premios del 20minutos. A ver si consigo hacerme un huequillo en el mundo de los insignes blogueros. La verdad es que me gustaría ganarme la vida escribiendo en vez de hacer pesados informes sobre defectos de seguridad de mis clientes, aconsejándoles cómo trincar aprendices de Anonymous y similares, o simplemente, rellenándoles un informe de gastos en material de seguridad, pero bueno, no me puedo quejar. Tengo trabajo (mucho trabajo, muchísimo trabajo, demasiado trabajo, excesivo a veces), pero gano un sueldo (sueldo normalito, vamos, pero sueldo a fin de cuentas) y puedo sufragar mis gastos habituales. Tengo casa propia, diminuta pero casi pagada ya y un coche que uso poco y me ha dado más de un problema. El problema que tengo de tipo económico viene por los gastos derivados de los tratamientos de fertilidad, que son, más que caros, astronómicos. Por eso me gustaría ganar algún dinerillo extra escribiendo por ejemplo. Tam…

Halloween de Sangre y Arena

Después de leer la noticia de la tragedia del Madrid Arena, cada vez estoy más segura de que el fin del mundo ha llegado, pero no por un meteorito o un terremoto, ni tan siquiera porque unos hombrecillos verdes malvados vengan de otro planeta a exterminarnos. No hacen falta fenómenos naturales o alienígenas para que la especie humana se extinga, basta tan sólo con la unión de la codicia extrema (los ricos, poderosos, los de siempre) con la torpeza, la falta de sentido de común o la ingenuidad extrema de la clase borrega del mundo. En la noticia del miércoles te das cuenta de que ese concierto reunía todos los ingredientes para acabar así: Organizadores sin escrúpulos, corrupción política, recortes en medidas de seguridad porque por desgracia, la seguridad sólo es un gasto a los ojos avariciosos de los poderosos y cuando ocurren estos incidentes, al despreciar totalmente la vida humana, con pagar la indemnización a kilo de persona muerta, como en el caso Spanair, lo tienen todo resuel…

Vida Lowcost

Cuando yo era pequeña, vivía una vida que ahora se clasificaría como de clase baja, nada de media: No tenía ordenador (tampoco se vendían, salvo el Spectrum o cacharros similares para niños pudientes), no tenía teléfono (no digo ya Smartphone o móvil) sino que ni tan siquiera tenía un teléfono fijo analógico (lo explico así porque a veces entre los más jóvenes hay que explicarles qué son esas cosas con teclas que hay en la mesita pequeña al lado del sofá). Respecto a tecnología doméstica, lo más sofisticado que vi hasta los ocho años era una lavadora que tenía mi madre con tres botones y una rueda. No había canales de televisión (bueno sí, el “normal”, y el “UHF” que se cogía de pena y sólo salía Balbín acompañado de intelectuales melenudos bañados en una niebla densa de humo de tabaco). Cuando salió la televisión en color, creo que fui de las últimas del barrio en tenerla, y bueno, lo de grabar ya una película en VHS fue algo que no vi hasta que no eché la instancia para la universid…

El Purgatorio en la Tierra

Extracto de "Mujeres betadesesperadas" El mundo de las que pasamos un tiempo largo en tratamientos de fertilidad se convierte paulatinamente en una especie de Purgatorio en la Tierra. La sociedad está llena de niños y de embarazadas. Y todo el mundo se recrea en las noticias de un nuevo embarazo, un nacimiento, el primer diente de leche de un bebé, la primera vez que anda, la primera vez que va al colegio, la primera vez que garrapatea un dibujo para su madre, en fin, todo lo que es el universo de las familias con niños. Y como son mayoría, te agobian y saturan con sus historias de gozo y regocijo. Mientras tanto, tú, que no sabes qué decir, les felicitas, pero está claro que no te alegras de manera abierta y que no participas en su universo. Comienzas a ser una persona antipática, una pasa amargada, una especie de Señorita Rottenmayer (la malhumorada institutriz de Heidi). Cuanto más te agobian con nuevas de embarazos y monerías de niños, más se te agria el rictus facial. …

Mujeres Betadesesperadas: El Maldito Reloj Biológico

Imagen
Extracto del libro que estoy escribiendo: Mujeres Betadesesperadas Seas hombre o mujer, y tengas hijos o no, seguro que en algún punto de tu vida te habrás planteado la pregunta vital sobre si deseas o no niños, y sobre todo, en caso de que sí, que suele ser la mayoría, cuándo es el mejor momento para tenerlos y con quién los tendrás. Cuándo y con quién es crucial porque una mala elección en uno o en otro sentido, puede dar al traste nuestro plan de vida y sumirnos en los infiernos. En el caso de una mala elección de pareja, el infierno que nos aguarda es el del divorcio, con las tensiones inevitables que surgen cuando hay que criar unos niños junto a alguien con el que no quieres compartir ni la colección de platos con esmaltado de ocas cursis que os regaló un amigo común muy malintencionado. Podría contaros muchas anécdotas de parejas rotas con hijos en común. Incluso de matrimonios como el de mis padres que llevan rotos muchos años pero que son como reliquias incorruptas de sant…