Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

La vida sigue

Muchas gracias por vuestros comentarios que me habéis enviado dándome el pésame. También quería dar las gracias a mis amigos y conocidos que me han animado estos días.

Como titulo arriba, hay que seguir adelante y más ahora que voy a ser madre. Vendrá una niña, ya lo ha confirmado el test genético y todo de momento pinta bien. Parece que he superado los sangrados y problemas que me tenían en reposo en casa y pronto podré hacer una vida más o menos normal.

Y digo más o menos porque ya me puedo olvidar de hacer deporte, hacer esfuerzos o agotarme en exceso, porque ya me han recalcado los médicos bien claro que mi embarazo es de riesgo.

Tengo que dedicar otro día una entrada extensa humorística sobre las recomendaciones que nos hacen los médicos en general, porque algunas no tienen desperdicio, parece que los pacientes somos ricos y regalados que olvidamos dormir ocho horas por capricho o nos levantamos de la cama para prepararnos la comida porque somos incapaces de permitir que nuestro…

Adiós mamá

Cuando parecía que las cosas se enderezaban, la fatalidad me ha arrebatado a mi madre. Falleció hace poco más de dos semanas de una enfermedad fulminante.

Cuando pensamos en enfermedades de este tipo a todos nos vienen a la cabeza infartos y cosas similares, sobre todo porque mi madre estaba diez años por debajo de la esperanza de vida que le tocaba, o sea que tenía setenta y pocos.

Tampoco parecía que tuviera ninguna enfermedad notoria, sólo achaques propios de la edad, como se suele decir. Se quejaba de ardores de estómago, pero vaya, eso me pasa también a mí que soy casi treinta años más joven.

Nada, por tanto, parecía hacer presagiar la tragedia. Un buen día empezó con dolores fuertes de estómago, hasta el punto que pensábamos que se había intoxicado por algo en mal estado. Pero qué va, una pancreatitis aguda necrotizante arrampló de golpe con todo su sistema digestivo y en un par de días su estado era crítico, le indujeron el coma y ya nunca más se despertó...

Por más vueltas qu…