Pequeño In Memorian de un amigo

No lo he comentado antes porque no tenía el ánimo de expresarlo sin ponerme dramática a tope, pero este verano falleció un amigo mío al que le había perdido la pista desde hacía años.

No pude ir al tanatorio porque lo encontraron muerto en su casa y fue todo muy rápido. Yo me encontraba fuera de Madrid y para cuando pudiese regresar, ya estaría enterrado. En fin, fueron otros amigos comunes y me contaron que no se sabía de qué había fallecido. A día de hoy seguimos sin saberlo. Por un escueto mensaje supe en el mes de abril que había pasado una neumonía grave que casi se lo lleva al otro barrio. Quizás le volvió a atacar esa enfermedad u otra oportunista.

Bueno, sin ir a más detalles, me quedé fatal porque en abril le envié un mensaje en respuesta diciéndole que cuando terminase la oposición quería que nos viéramos. El chico llevaba años de mala racha en general, con problemas para encontrar trabajo estable, problemas para encontrar pareja estable, y situación económica un tanto apurada. En fin, que supongo que no quería ver a los amigos de sus momentos felices de principios de la década del 2000, cuando nos veíamos en saraos y vacaciones.

Pero también quiero decir que este chico, que llamaré CP (los amigos comunes saben todos quién es), me animó cuando lo pasé mal al perder mi empleo en el año 2002, y casi el piso que recién había comprado. Además, ese año pasé una crisis sentimental horrorosa y bueno, digamos que fue un año negro en mi vida. Y este chico venía algunas tardes a sacarme a pasear y a que me diera algo la luz menos negra. Y supo sacarme una sonrisa y animarme cuando más lo necesitaba. Por eso le estaré eternamente agradecida allá donde esté ahora, que espero que sea en un buen sitio.

Pero la vida da vueltas y nos distanciamos porque este chico intentó ligar con algunas amigas mías y, aunque le previne, le dieron calabazas, y claro, no era plato de buen gusto quedar con mi pandilla y las chicas que lo habían desdeñado. Además, CP era un chico muy susceptible, con lo que cualquier cosa que malinterpretase lo hacía alejarse haciendo fu como los gatos.

En el año 2008 intenté meter su CV en mi empresa para un puesto urgente pero no hubo consenso y al final la cosa no pudo ser. Total, que poco a poco fuimos perdiendo el contacto. Recuerdo que la última vez que lo vi fue el día de San Isidro del 2009, en una excursión a las Navas, que le pillaba cerca de su pueblo y vino a tomarse el aperitivo con la pandilla, sobre todo porque en aquella quedada, yo era la única chica, claro, ja,ja,ja,ja.

Luego ya nos fue esquivando, no sólo a mí, sino a otros amigos y amigas y al final le perdimos de vista durante años y años hasta, que como digo, nos llamaron sus familiares para tan nefasta noticia.

A mí me pilló la noticia un poco fría. No me hice a la idea de su pérdida. Lloré a escondidas para no fastidiarle las vacaciones a mi marido y a mi hermana, que el primero no le había conocido, y la segunda sólo un par de veces que coincidió con él en fiestas.

No sé, a veces me digo que fui muy insensible en julio, no quise llorar, no quise que me afectase, es como si ya no hubiese remedio y tocaba pasar la semana de vacaciones fuera lo mejor posible.

Pero hace dos días fue su cumpleaños. Bueno, hubiera sido, y me acordé otra vez. Y lo comenté con la gente de la pandilla. Se me hizo un pequeño nudo en el estómago, una sensación muy rara. Esta noche he soñado con él y ha sido un sueño un tanto absurdo a la vez que conciliador. Soñaba que estábamos de vacaciones en la playa, y sólo yo sabía que CP iba a morir en breve. Yo estaba con más gente  (como en Cádiz en el 2004) y CP quería contarme algunos problemas suyos. Nos íbamos a un bar apartado, un chiringuito y me ponía al día de sus pesares, en plan confesión liberadora. No voy a referir aquí lo que me comentó, pero aún despierta se me antoja muy sensato lo que me estuvo contando. Le di mis consejos, le intenté hacer reir y vi cómo se animaba rápidamente, con su famoso "licor de hielos con varias hierbas" en alusión a un día que pidió tras la comida este licor con un lapsus gracioso.

Me desperté contenta, creo que por fin he podido despedirme de mi amigo CP, y por fin he podido escribir sobre él sin amargar a nadie. Pero se me acaban de saltar varias lágrimas.

Descansa en paz, buen amigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA