Sigo enredando por ahí

Ya han pasado casi dos meses desde mi último post. Pensaréis que ya no ocurren cosas interesantes en mi vida y por eso no subía nada al blog.
Nada más lejos de la realidad, me ocurren tantas cosas que no me da tiempo ni a parar para reflexionar y subir lo más interesante.
Del tema médico no os quiero aburrir, sólo que sigo de pruebas y más pruebas y que ayer estuve de nuevo en Valencia. Parece que mi útero se va recuperando pero hizo falta un par de retoques más y volver al mes que viene. Doy gracias de que mi nuevo trabajo me permite cogerme un día al mes para ir a revisión, no como antes que era hacer encaje de bolillos y las cosas iban muy pero que muy despacio o, para cuando me revisaba tras una operación, ya era demasiado tarde y tocaba volver a empezar.
El tema dieta lo llevo regular, con tanto imprevisto no adelgazo lo planificado, pero sí me noto más esbelta y todo lo que sea bajar, está bien.
También tengo problemas de índole logístico-económico, porque mi inquilino me ha dejado colgada  y podréis imaginaros todo el circo que supone el tema de alquilar un piso, y que no me da más que quebraderos de cabeza, pero por desgracia, ahora que tengo ingresos menores por ser funcionaria, necesito compensarlos con este extra, aunque me cause estos inconvenientes.
Doy vueltas con la almohada a si volver a alquilar o vender, pero esta segunda opción no parece ya muy necesaria a corto plazo, aunque sí en uno o dos años puede ser una opción valorable.
No sólo está abarrotada mi agenda de temas médicos, obligaciones, etc. También hay sitio para hobbies, la mayoría relacionados con el mundo laboral, de carácter educativo, y resulta que se me concentran todos en octubre y noviembre.
Lo más destacable en todo este tiempo y lo que sí quería compartir con vosotros es que he descubierto que me encantan los monólogos de humor. Además, contra la opinión de mi querido marido, sí que puedo contar cosas graciosas, y el público lo valora.
Entre mis múltiples actividades extra laborales pero con relación con la profesión, di con una iniciativa educativa internacional dedicada a la mejora de las habilidades de comunicación oral. Una de las asociaciones a la que pertenezco ha patrocinado un nuevo grupo de esta iniciativa para sus socios, y así, cada dos lunes aproximadamente, nos reunimos para exponer nuestras presentaciones, con críticas constructivas y siguiendo la metodología de esta organización.
Además, nos relacionamos con el resto de grupos, tanto de carácter empresarial como lúdico. En este marco, se convocó un concurso de tipo humor (monólogos humorísticos) y,  al ganar el concurso de mi área, pasé al nivel distrito, el nacional digamos, que fue hace dos fines de semana en Sevilla.

Aunque no gané el concurso nacional, la experiencia ha sido muy enriquecedora y he disfrutado muchísimo no sólo de la calidad de los monólogos de los participantes sino del buen ambiente que se ha creado entre todos los asistentes, participantes, organizadores y espectadores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA