Parto inminente !!!!!!

Ya tengo fecha para provocarme el parto, será el próximo lunes día 26 de septiembre. Ingresaré el fin de semana porque mi embarazo es de alto riesgo, la edad, abortos y operaciones previas y la cantidad de medicación que llevo encima hacen que deba estar todo muy controlado.

Ahora que ya podré en breve tener a mi bebé en brazos he de confesar que me siento muy nerviosa, porque espero que vaya todo bien, pero no puedo evitar tener algo de preocupación.

Desde los siete meses he tenido que lidiar con el tema de la diabetes y lo he controlado bastante bien, pero he precisado de insulina, lo cual ha sido un auténtico incordio, me han controlado más que a muchos diabéticos que se pinchan insulina todos los días, y ha supuesto un gran esfuerzo, sobre todo al estar todo el día fuera de casa.

También esta etapa final ha estado salpicada de sobresaltos, ya que he tenido tensiones familiares que prefiero no explicar porque es una situación muy compleja la que se está dando, con mi padre en una residencia y mis hermanos con problemas para salir adelante, pero creo que he hecho lo que debía que es concentrarme en mi bebé que es lo más importante en este momento.

Más adelante habrá tiempo para sentarme con ellos a buscar una solución, aunque la verdad que creo que poco puedo hacer yo por cambiar un panorama que venía siendo negro desde hace más de veinte años, pero que ninguno en mi familia lo ha previsto y ha puesto solución con tiempo suficiente.

Volviendo al tema parto, me harán una cesárea aunque no sé todavía qué tipo de anestesia emplearán, porque es posible que no me puedan poner epidural. Como digo, todos estos detalles me preocupan, un bebé es muy delicado y si para la mujer es un auténtico trago pasar por un parto, para el bebé no es menos problema, porque sufre más riesgo aún.

Aparte del tema médico, el dar a luz conlleva una serie de burocracia que hay que gestionar y me angustia tener que delegar en mi marido trámites y gestiones a las que hasta ahora no le tenía acostumbrado.

Debo reconocer que prefiero encargarme en persona, pero estar postrada en cama con una raja de lado a lado y un montón de goteros, con un bebé al que debes amamantar cada dos o tres horas no permite hacer nada que no sea enviar como mucho un mensaje por el móvil. Y esto me preocupa mucho, hay gestiones que se deben realizar en forma y plazo, no entiendo cómo hay que llevar papeles tan pronto cuando das a luz, que los plazos sean tan cortos cuando la madre está postrada en cama sin poder moverse, y que además existan lagunas como qué hacer cuando tu bebé no está todavía incluido en tu seguro médico pero necesitas llevarle al pediatra. Supongo que solución hay para todo pero en el curso para ser madre no te explican ciertas cosas y es doblemente duro porque tienes que hacer gestiones cuando ni tu cuerpo ni tu mente te lo permiten.

Aunque el tema laboral queda aparcado unos meses, no ocurre así con el tema profesional o con las gestiones que como persona adulta debes realizar como pagar impuestos o encargarte de tu patrimonio.

Por ejemplo, tengo mi pisito de soltera alquilado y debo ocuparme de los imprevistos que surjan, y aunque puede haber cierta flexibilidad, hay cosas que no puedo delegar. Lo mismo ocurre con ir a firmar papeles al notario por tema de herencias, he tenido que pegarme una paliza a resolver cosas pendientes con un bombo que apenas me deja moverme porque lo que la gente no sabe es que a partir de la semana 37 (ocho meses y medio) como tengas un bebé grande se encaja de tal manera que parece que te estés orinando a cada momento, con lo que andar se convierte en una tortura.

Para acabar, aunque no la he visto, voy a criticar la película esta de Bridget Jones. Para empezar, es cine ficción considerar que una mujer de más de cuarenta años se queda embarazada por un descuido de una noche loca y que el embarazo se le da como la seda. Eso es más increíble que Alien versus Predator, por Dios, luego la gente va por ahí pensando que esto de embarazarse es  tan sencillo como sacar una chocolatina de una máquina dispensadora.

También me ha llamado la atención el caso de una señora de 62 años embarazada gracias a la falta de escrúpulos de algunos médicos.

Si bien es difuso poner límites a la edad máxima en la que una mujer debería quedarse embarazada, porque todo depende del estado físico para empezar, también es cierto que hay que considerar la esperanza de vida. Dicho esto, también habría que prohibírselo a los hombres, por el mismo motivo, y me viene a la cabeza el caso Papuchi, y otros no tan exóticos pero más frecuentes. Hay hombres teniendo hijos a los setenta años y nadie se mete en que la situación sea esperpéntica, que parecen abuelos más que padres.

Si se ponen límites, que se pongan en todos los casos. Y lo más importante: Que se piense en el bienestar de esos hijos que se traen al mundo. ¿Es lícito permitir que una pareja tenga veinte hijos estando los dos en la miseria o habría que secuestrar a los padres y esterilizarlos cuando ya hayan completado el cupo de lo razonable? ¿Y quién dicta lo razonable? ¿Vamos a ser como los chinos que llegaban a obligar a abortar a mujeres por cumplir los cupos legalmente establecidos?

Os dejo eso para que reflexionéis un poquito.






Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

TRAQUEITIS AGUDA

Orange is the new Black