Un añito tiene mi niña ya !!!

Vale, es amor de madre y ya sé que soy cansina hablando todo el día de mi hija. Es lo que toca ahora.
Al principio de este blog me pasaba el rato echando pestes de mis novios y de mis trabajos.
Luego pasé a contaros mis desventuras con los tratamientos de fertilidad y mis neuras de opositora en modo búho permanente.
Ahora toca que me aguantéis un poquito mis inquietudes como madre.

Mi hija ha cumplido ya un año. Parece mentira cómo pasa el tiempo, la nena ya casi anda y ha empezado a decir "Hola" a todo el mundo, antes de decir papá y mamá, lo cual apunta a que será una niña muy extrovertida, o eso creo yo.

Aunque no trato de ser una superwoman, sí que estoy tan en modo multitarea que a veces creo que hiperpagino (para los no informáticos, es cuando le dedicas más tiempo a cambiar de una tarea a otra que en ejecutar las tareas).

Aunque la gente crea que me lo busco yo solita, lo cierto es que a menudo me tengo que ocupar de mil y una cosas, que, teniendo en cuenta que trabajo a jornada completa pero todo seguido y que me ocupo por las tardes en modo exclusivo de mi hija más de cuatro horas, al final me queda el tiempo justo para recalentar algo de comida y lavarme los dientes.

Sin embargo, como soy muy cabezota, me apunté al final al máster aunque sólo haya cogido una asignatura y sigo con mis actividades profesionales (aunque he bajado el ritmo y algún disgusto me he llevado por esto) y la dieta la llevo bastante bien, ya he perdido más de ocho kilos.

Como ya he dicho repetidas veces, es un asco el mundo en el que vivimos en el que una mujer, a partir de los 40 pasa a ser invisible no sólo para ligar, sino incluso para encontrar trabajos decentes a menos que se someta a tratamientos que harían avergonzarse al propio doctor Frankestein cuando los hombres pueden ser consejeros delegados de empresas que cotizan en el Ibex35 aunque tengan menos pelo que una bombilla y una barriga de embarazada de trillizos.

Esto es un círculo vicioso, porque estos consejeros delegados escogen secretarias o directivas buenorras en vez de chicas inteligentes pero con aspecto a lo Carmen Machi.

La excepción es la Merckel, pero creo que esa mujer además de muy inteligente ha tenido excelentes padrinos y seguro que con familiares conectados con la Stasi (os recomiendo ver la soberbia película "La vida de los otros") sabrá los trapos sucios de media antigua RDA para estar donde está, porque desde luego por sus trajes casaca o por su pelo cortado a tazón no creo que sea.

Aunque excepciones siempre hay (Katherine Hepburn excelente actriz desgarbada y políticamente incorrecta, Maryl Street idem que la anterior, Madam Curie química premio nobel, Indira Ghandi llevando un país machista y en convulsión, Malala una chavalita pakistaní con más huevos que todos los hombres de su país y que seguro que será una nueva Ghandi) no olvidemos que son sólo eso, excepciones.

La mayoría de las mujeres somos crueles con el resto. Cuando vemos a otra mujer en vez de fijarsnos en defectos de su trabajo criticamos su peinado, su vestido o que ha dejados los niños "abandonados" para trabajar catorce horas diarias. Por mi parte no suelo ser así pero justo hace dos párrafos he hablado del look de la Merckel como haría cualquier mujer. Para compensar he hablado de muchos directivos con pinta de toneleros.

Los ricos y famosos son muy feos casi todos, a menos que sean actores de Hollywood la mayoría son espantosos, incluso aquellos que se creen guapos como el Bertín Osborne, el Julio Iglesias o el Arturo Fernández (ya sé que a algunas mujeres les chifla ese look pero chicas, a mí me tira para atrás).
Pero es que esos todavía bueno, se les puede mirar sin asco profundo, pero cuando veo a una chiquita modelo, guapa y joven casada con un tío que parece un sapo como el Ecclestone, desde luego me cuesta pensar que es por amor. Bueno, igual por amor al dinero sí, claro.

El caso a la inversa (mujer vieja, fea, gorda o las tres cosas) casada con hombre mucho más joven, presentable, etc. siempre es criticada no sólo por hombres sino también, toma ya, por mujeres.

Se me viene a la mente la Duquesa de Alba por ejemplo. También están ahí Madonna, Demi Moore, etc. Parece que el que sean mujeres ricas no les libra de ser criticadas pero oye, un hombre rico y feo sí que puede estar casado con una mujer joven y guapa y pasar desapercibido. Si esto no es una sociedad machista, que venga Dios y lo vea...

Podría pensarse que las nuevas generaciones iban a estar por encima del machismo y el culto al cuerpo pero nada más lejos de la realidad. Parece que hay más maltrato entre parejas de 20 que entre parejas de 40 y en cuanto a hacer cosas absurdas para lucir el cuerpo hay cada vez modas más absurdas. Ya no hablamos de la anorexia promocionada por la moda (de verdad que no entiendo qué ven de bonito en un saco de huesos desfilando con trapos espantosos), sino cosas tan aberrantes como operarse para ser un clon de la Barbie, quedarse tan chupadas que se hace una línea en mitad del abdomen (ab crack) o que se haga hueco entre los muslos (thick gap). Los teenagers masculinos también están obsesionados por el culto al cuerpo, cada vez hay más vigoréxicos y chicos que se operan para ponerse prótesis de glúteos o de lo que sea.

Además de todas estos atentados contra la salud, de vez en cuando salen gurús soltando perlas como que para vivir cien años hay que ayunar de vez en cuando.

Vivimos en una sociedad muy superficial, ya no nos sentamos a hacer amigos, a hablar ni a nada. Todo es postureo y mercadeo de la imagen. Muy triste, la verdad.



Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

TRAQUEITIS AGUDA

Orange is the new Black