Propósitos para 2018

Soy ya muy mayor, y perder el tiempo es lo que menos me gusta. Hay gente que pierde tiempo sin sentido y no le importa, pero a mi edad, el tiempo es oro y es cierto, más que nunca.

He decidido este año chino que ha entrado ya que voy a quitarme de encima a los "robatiempos". ¿Qué es un robatiempos? Es una persona o una actividad que haces sin ningún objetivo alineado con tus objetivos vitales sino simplemente "por quedar bien", porque "todo el mundo lo hace", porque "no sé cómo decir que no", etc.

Con esto no estoy diciendo que no se pueda pasar una tarde tumbado en el sofá sin hacer nada (afortunados los que no tengan ninguna obligación que se lo permita). Sólo estoy decidiendo que mejor haríamos diciendo que no a esos "amigos" de cuarto de primaria (en mi caso de EGB que soy más vieja), que les da por juntarse un par de veces al año y sólo tienen en común que una vez compartieron pupitre, porque luego las vidas de cada uno han tomado derroteros tan dispares que, a poco que te pones a charlar, acabas hasta discutiendo.

Eso me ha pasado con el grupo de amigas del cole, al final me he dado cuenta de que no tengo nada en mi vida con ellas en común salvo lo que nos unió hace cuarenta años y, la verdad, tengo cosas mejores que hacer que hablar con un grupo de marujonas (o marujones) sobre las collejas de Don Paco o Don Arturo (en mi época los profesores eran todos viejos de veinticinco años con el Don o la Doña delante).

Luego están los "compromisos ineludibles". Las comidas, meriendas, cumpleaños, santos, fiestas, etc. con familiares con los que uno comparte, si acaso, un ADN más que dudoso o una pareja que si pudiera, tampoco iría.

Hay que entender que no queda más que remedio que claudicar a un mínimo de visitas familiares para que no nos tachen de antisociales (Asperger más bien diría yo), pero de ahí a pasar 12 horas a la semana con gente más que aburrida, arcaica, rancia, y que encima te van a poner verde nada más que salgas por la puerta porque yo (es mi caso) soy la copia de Nikita  o Lisbeth Salander con la sensibilidad de Goebels pues la verdad no motiva mucho a visitar o ser visitado.

Para una suegra mi casa siempre estará hecha un asco y encima será culpa mía, y lo que es peor, odia que yo no me sienta culpable por eso porque en mi vida hay cosas más importantes que convertir mi cuchitril en un palacete de reportaje del "Hola". Para una tía, da igual si es política o carnal, yo tengo todos los defectos de una "hija moderna" pero encima no la invito a veranear conmigo en Benidorm.

En fin, que también me he prometido pasar el menor tiempo posible con la familia, y sólo pasaré algo más de tiempo con aquellos familiares que respeten mi forma de vida.

Luego están las quedadas con amigos. Empecemos por definir amigo. Una cosa es que tengas a alguien de contacto de whatsapp y otra muy diferente que puedas considerar a esa persona como amigo. Mi idea es dejar a cinco o seis personas que pueda considerar amigo, y de ahí a quedar porque sí es otra. Con un bebé que corretea por toda la casa liándola parda delante de tus narices, hay que cuidar muy bien con quién se queda y sobre todo, con quién merece gastarse cincuenta euros de canguro una vez al mes. Siento decirlo así pero, como decía una amiga de una pandilla de amigas con las que estuve una vez saliendo: "Que ya no tengo 20 años y no estoy para perder el tiempo con tonterías".

Luego, en sí mismo, el whatsapp es un robatiempos. Ya lo dije hace tiempo, lo malo es que sucumbí porque todo el mundo se comunica así. Pero tras una pelea con una integrante de un grupo muy variopinto de mamis, he decidido que voy a limitar a 5minutos al día el uso del móvil para ser sociable. Total, nadie me va a dar un buen consejo y voy a acabar tragando muchas tonterías o, lo que es peor como fue el caso de la pelea, gente que cree que por estar en el mismo grupo que tú no te da derecho a ti a considerarte su amiga cuando la susodicha invita a su casa o a tomar algo por ahí pero para ponerte verde bien que le parece que hay confianza... Hay mucha hipocresía y verborrea en los grupos estos multitudinarios y donde hay confianza da asco... Pues eso, he decidido, ya que tengo muy poco tiempo libre, no usar estos grupos ni para desahogarme las penas, prefiero llegado el caso una botella de tequila que es mucho más amable.

Luego está el trabajo. El trabajo es lo que hago para ganar dinero. Ya lo dije hace tiempo que mucha gente confunde trabajo con profesión y es por eso que les cuesta poco llegado el caso dejar de trabajar si tienen un motivo (si son mujeres el tema niños que les viene muy bien o si tienen un marido rico que les viene mucho mejor, si son hombres pues que la cosa está muy mal o si un golpe de suerte les da un par de milloncejos, a calentarse el culete en la playa...). El caso es que la mitad de la gente que tiene trabajo no tiene vocación ni profesión ni nada. En mi caso mi trabajo está alineado con mi profesión pero ay cuidado, mi meta no es la de pudrirme en el despacho de un organismo público como la princesa de la sonatina de Rubén Darío.

Cada día que me levanto me pregunto, como decían los griegos, cuál es mi pasión. Sin pasión no se puede vivir. Y no me refiero a la sexual, esa dura lo que dura. Me refiero a la pasión por hacer algo en la vida que le toque la fibra sensible a uno. A algunos les apasiona la guitarra de Hendrix y son capaces de tirarse horas hablando de como puentea, a otros les apasiona el cine y se lanzarían de cabeza a rodar con una cámara al hombro... Y a mí, pues me encanta escribir pero me apasionan las matemáticas y la ciencia en general cual Hypathia de Alejandría. No quiero morir sin convertirme en una investigadora, revolver los entresijos de la criptografía o cuando menos haberlo intentado.

Por supuesto, todo esto lo tengo que compaginar con ganarme las habichuelas y criar a una terremoto de año y medio. Voy camino de los cincuenta y ya no estoy para perder el tiempo sino para gastarlo en lo que a mí me apetece de verdad hacer, sea jugar con mi peque o resolver problemas de álgebra pero no para encerar la tarima para agradar a mi cuñada cuando venga ni en hacer cupcakes para ser la envidia del AMPA del cole de mi hija.



Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

TRAQUEITIS AGUDA

Un añito tiene mi niña ya !!!