JETLAG


El JetLag me está matando a chorros, y no tanto en sí la anemia ferropénica y la neutrofilia discreta con linfopenia y talasemia minor que es lo que en principio y para ser corroborado mañana en el médico, me ha diagnosticado la alergóloga.

Ayer hablé con una compañera del gimnasio que es enfermera bastante buena y me dijo algo que ya me ha dicho más gente: Chica, tienes que cuidarte. La anemia ferropénica no es grave, es muy molesta. La neutrofilia con linfopenia puede muy bien ser debida por bronquitis crónica debida al estrés, y la talasemia minor es genética, pero hasta Zidane la tiene y ha jugado partidazos a pesar de que sus glóbulos rojos son como las lentejas francesas, esas tan pequeñitas que apenas necesitan remojo. Pero todo en conjunto hacen que esté muy cansada y que me plantee seriamente si debo ir a todos lados corriendo, ya que parece que llego al gimnasio ya con varios maratones encima.

Esta semana, además, tengo JetLag, y no porque haya estado en Autralia, Japón y luego Los Angeles, sino porque tengo un tremendo descontrol de horarios y una brutal falta de horas de sueño – Sí, menos aún que las escasas cuatro horas y media – Debido todo ello a las pruebas médicas de la alergia pero, sobre todo, a los exámenes de francés y alemán de junio de la escuela de idomas.

Lunes, me levanté a las siete y media ya que no tenía prisa, porque el médico lo tenía a las nueve de la mañana y no salí de allí hasta las doce y media. Claro, llegué al trabajo casi a las dos de la tarde y salí rozando las diez de la noche. Llegué a casa a las once y media más o menos y entre que cené y me relajé un poco me dieron las una y media. Pero hete aquí que el martes me tenía que levantar de muy madrugada, a las cinco menos cuarto, para tomar el autobús de las 5.30 y llegar al trabajo antes de las siete. ¿Por qué? Pues porque tengo mucho trabajo y los exámenes comienzan a las 15:30, con lo que tenía que salir el martes y el miércoles del trabajo a las dos. Si quería hacer algo y llevar el trabajo al día pues no me quedaba más remedio que madrugar más que un panadero, que cuando salgo no es que no hayan puesto las calles sino que casi ni las han quitado todavía. Así pues, hay que salir esquivando surtidores asesinos que te descuidas y te empapan toda, al vigilante de turno, que se piensa que eres una merodeadora porque las personas de bien no salen corriendo con un mochilón a las cinco y pico con gafas de sol – Es por la alergia, que de madrugada sopla un viento muy molesto. Además, aunque luego a las tres de la tarde hagan casi treinta grados y se pueda ir casi en tanga, a las cinco de la mañanita se me quedan los dedos de los pies helados, pero casi lo prefiero a llevar botas con calcetines y aguantar hasta la noche recocida. Una pinta rara, con gafas de sol, chaqueta gorda de lana, pantalones finos y sandalias, con mochila de remate…Normal que el vigilante nocturno se despierte súbitamente y asome la cabeza. Luego, al comprobar aliviado que se trata de la friki del portal C pues nada, a seguir viendo el teletienda…

Además, te das cuenta de que a las 9 de la mañana en la parada del autobús ligas y todo, te piropean todos los repartidores del barrio, te miran todos los estudiantes de instituto y te envidian todas las mamás pijas…Pero a las cinco y pico de la mañana, si te encuentras a alguien por la calle, mejor te cambias de acera por si acaso, o se cambia él que por las pintas de friki igual puedes ser tú la nikita de una mafia rusa para extraer los órganos de los incautos albañiles alondras…

Luego está el tema de los putos exámenes. Por qué me habré metido a estudiar alemán y francés, por qué señor me complico tanto la vida. Eso lo piensas tic tac tic tac mientras miras con pavor el texto en idioma sánscrito en el que encima para sorna tienes que rellenar con la palabra adecuada y declinada correctamente, claro está. Piensas: Qué tipo de masoquismo el mío. Si aquí no hay nadie en el examen que tenga una edad de entre veinticinco y sesenta años. Aquí sólo hay doscientos petisuises de esos que están en la edad de estudiar de todo, y hasta tienen los apuntes separados por colores, o alguna vieja con el síndrome del nido vacío que, como no le han dado plaza en Batuca, ha decidido volver a seguir con el rancio francés del colegio de señoritas o el olvidado alemán de los tiempo de la inmigración. Me miran, y con razón. ¿Qué hace aquí a las cuatro de la tarde una treintañera despistada que tendría que estar amamantando bebés o viendo el culebrón de la fea?

La sensación de marginada la llevo siempre encima conmigo desde que tenía cuatro años y era la única niña del barrio capaz no sólo de leer la palabra Shakespeare sino además de saber que ese señor era inglés y su nombre se tendría que decir “Sseekspir’ o que ‘apple’ se debe leer ‘eipol’ y significa manzana. No, estoy acostumbrada a que me miren raro. Una vez fui a clase con el pelo punki, la cazadora de cuero a lo Madonna, un lazo de encaje en el pelo y una falda años 60 con botines de bruja. Y no me importaba que me mirasen mal. No, siempre he estado curada de espanto. El problema viene ahora en dudar de si, efectivamente, estoy malgastando el tiempo. ¿Debería cambiar el ‘Grammatik für ZD Prufung’ por un ‘Mamá de hoy’ o mejor aún, me hago budista y me fugo a un templo del Tibet? Tic tac, tic tac…Al final, a la cuarta vez que leo la hoja en sánscrito me viene la Musa al cerebro y las palabras se empiezan a aclarar en mi mente. Al final completo todo – con mayor o menor duda respecto a algunas palabras y sigo con el siguiente ejercicio. Sólo ha sido un instante de flaqueza debido al JetLag, ese maldito sentimiento de desplazamiento en el tiempo. Igual tendré que comprarme unas pastillas de melatonina para evitar estas molestas dudas…Además, es peligroso tener dudas sobre todo si anda el doctor Foreman, el de House cerca o te fríe la médula, que escalofrío me da, pobre yonki la del otro día ….Hoy ya a ver si me normalizo y vuelvo a los madrugones habituales, hombre que dormir cuatro horas pase, pero dos y medio ya es peligroso para la salud, n’est pas?

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA