MOCHILA, NECESER Y TRES KILOS MENOS


Mi mochila y yo. Como el Pocholo. Pero últimamente está despedazándose. La he cosido mil veces y, a pesar de que tiene menos de un año de vida y no la compré en el todo a cien, está vieja, revieja y con agujeros.

Me preocupa el tema y mucho, porque se me avecinan viajes de trabajo encadenados. Y a mí lo de facturar me da pánico. Así que ya me puedo ir haciendo con una mochila fuerte, discreta, de dimensiones reglamentarias. Lo de las dimensiones es importante porque últimamente los de control de aeropuertos están muy tocapelotas con el tema este y el de los líquidos. Joder, que tengo que preocupar ahora de buscar miniaturas de maquillaje, pasta de dientes, gel, champú, colonia, y todo por la ínfima posibilidad de que un zumbao intente volar el avión con nitroglicerina.... Desde luego, que yo sepa en la RENFE, y mira que murió gente el 11-M no han puesto ni un maldito control. Claro que los muertos de allí eran proletarios, y la seguridad de los pobres no es para tenerla en cuenta, pero sí la de un turista alemán o un honorable chorizo de la operación Malaya...

En fin, que me estoy volviendo mica para encontrar los dichosos tubitos de menos de cien mililitros y que la suma de todos sea inferior a medio litro. ¿O era un litro? En cualquier caso, lo que veo más difícil es tener preparada la bolsa de 20 x 20 con cierre hermético y transparente. ¿Vale la bolsa de los congelados de la marca Carrefour? Va a ser que no. Por lo menos tengo la ventaja de que puedo tirarme muchas horas sin beber agua, porque mi chico lo pasaría realmente mal sin su botella de litro y medio que pasea por todas las estaciones de tren y autobuses...Ahora si viajamos en avión creo que se me deshidratara totalmente...O se arruinará comprando botella de agua a bordo...No, si yo, como ya he dicho, creo que todo ha sido una maniobra de los bares de los aeropuertos, que eran tan sumamente caros que nadie compraba allí sus productos, y ahora quieren metérnoslos por las narices a la fuerza.

Haciendo un poquito de balance de esta semana, sólo decir que me encuentro muy cansada, no sé si será la astenia primaveral, que llevo casi dos meses a dieta y he perdido más de tres kilos, lo cual supongo que tiene que provocarme agotamiento, o que el déficit de antihistamínicos y de horas de sueño, y el exceso de horas de gimnasio me está succionando la energía vital de forma alarmante...

Bueno, tampoco es para dramatizar. En cuanto duerma seis horas seguidas supongo que estaré spídica como es habitual en mí.

Leyendo el periódico hoy – Ya sabéis, mis fuentes sobre noticias extrañas – He reparado en un inglés que quiere anotarse en el Guinness por tirarse 12 días sin dormir, alimentándose con té y verduras. Bah, vaya tontería, yo llevo 20 años sin dormir como una persona normal y todavía no han venido a darme ningún diploma por ello. De hecho, creo que tengo el récord de 21 días seguidos de guardia hace diez años y vamos, salvo que veía alucinaciones despierta y se me caía el café de las manos, no me ha pasado nada, vamos que yo sepa...También leí que si tenemos en cuenta que llevo durmiendo menos de cinco horas desde que cumplí los quince años, o sea, unos 13 años... según un artículo que leí tendría que estar muerta desde hace ya diez años...En fin Pero vamos, que si pagan por no dormir durante dos semanas yo ya me voy ofreciendo voluntaria, porque al menos sacaré dinero de mi estado de alma en pena continua... Ah, y lo de alimentarse con té y verduras ya lo hago de buen agrado....

Ayer vi en el tablón de mi comunidad que abren la piscina el próximo sábado día 9. La verdad es que teniendo que salir a la calle casi con abrigo a las seis y media de la mañana lo último que pienso es en darme un chapuzón. Por Dios, si estará el agua helada!!! Es que ni para tomar el sol apetece todavía. Pero encima las piscinas municipales abren hoy. Hoy gratis claro, porque no creo que venga ni Blas a darse un chapuzón, así que casi podrían poner de socorrista al niño de mi vecina que nada con manguitos porque como no se va a meter nadie en el agua ni en broma...

Bueno, estoy agotada, agotada. Voy a ver si como algo nutritivo porque estoy viendo que tanta dieta me va a dejar delgada pero desfallecida todo el día. Además, la semana que viene tengo dos exámenes y eso merece una tregua calórica y un buen plato de Fetuccini con salsa carbonara. ¿O no?

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

TRAQUEITIS AGUDA

Un añito tiene mi niña ya !!!