Z escribe: Ya es carnaval


Parece que Z se ha animado a escribir y, mientras se hace un blog propio, me ha pedido que le inserte este post en el mío. Así que ahí va:

---------------------------------------------------------------

El origen histórico del Carnaval no esta muy claro y existe una mezcla de tradiciones paganas y cristianas junto con diversas leyendas y cultos a diferentes deidades. Sin embargo, lo que parece seguro es que el inicio de esta tradición es bastante antiguo, ya que inicialmente era una fiesta pagana que tenía lugar siglos antes de Cristo y que celebraban los campesinos que cubrían sus rostros con máscaras y pintaban sus cuerpos como forma de ritual para celebrar las buenas cosechas obtenidas. Las primeras concentraciones para celebrar el Carnaval habrían tenido lugar en Egipto y el sentido de los disfraces y las máscaras promoverían la igualdad de las clases sociales existentes. Posteriormente se continuo la tradición en Grecia y en Roma con las Saturnales o las Bacanales , ritos de adoración a Saturno y a Bacco respectivamente. De ahí y pasado el tiempo se extendió a Venecia, ciudad que popularizaría esta celebración en el resto del mundo.

Etimológicamente hay también bastantes teorías sobre el origen de la palabra Carnaval, pero me quedaré con la italiana Carnevale que proviene de la palabra “Carne” y “levare”, es decir y traducido al castellano carne y quitar o lo que es lo mismo un periodo en el cual se podría consumir carne, antes de entrar en un periodo de 40 días de abstinencia y ayunos. El Mardi Gras o Martes de Carnaval sería el último día donde se podría consumir carne y el día siguiente, el llamado Miércoles de Ceniza, sería el primero del periodo de Cuaresma que iniciaría el cómputo de los 40 días hasta el Domingo de Ramos. Por tanto y como es sabido las fechas de Carnaval variarán dependiendo de la fecha que cada año corresponda con la Semana Santa.

Actualmente, el Carnaval es aceptado como una fiesta más y el origen de la tradición y la finalidad de la misma prácticamente se han diluido en el tiempo. Lo que si persiste en nuestros días es la celebración de la fiesta en sus diferentes formas y el uso de disfraces y máscaras intentando representar a otra persona durante estos días.

En los distintos países y ciudades aún teniendo puntos en común, se celebra de formas distintas. En Alemania los fiestas más famosas de Carnaval son las de la ciudad de Colonia, a pesar que uno nunca se podría llegar a imaginar a un alemán de más de 1’90 de altura con cara de Oliver Khan (el famoso portero de la selección de fútbol), vestido de rosa con una máscara, lleno de plumas y meneándose alegremente por las calles de esta ciudad a escasos grados de temperatura.
Sin embargo en Brasil no cuesta mucho imaginarse a las mulatas y mulatos bailando por las calles de Río de Janeiro, ensayando en las distintas escuelas de samba que hay por toda la ciudad y por fin desfilando en el famoso sambódromo con miles de personas testigos de la fiesta. En el país carioca el Carnaval junto a su Selección de fútbol son sus principales pasiones.

Mas cerca tenemos el Carnaval de Venecia, uno de los que históricamente más tradición tiene. Venecia es una ciudad que tiene gran afluencia de visitantes durante todo el año, pero en invierno como es lógico la afluencia es menor, con excepción del periodo de Carnaval. En estas fechas los autobuses y vaporettos están repletos de turistas y todas las calles se llenan del color de las telas y máscaras de los visitantes y residentes de la capital del Veneto. Aparte de los grandes puntos de reunión de la gente como pueden ser Rialto o la Plaza San Marcos en muchas de las calles hay tiendas donde se pueden adquirir máscaras y capas por un precio relativamente asequible.
Un punto sin duda a favor de la ciudad italiana son sus disfraces. Creo que en pocas ciudades del mundo se podrá uno encontrar con tal variedad de disfraces y sobre todo con la calidad de las máscaras, telas y todo tipo de complementos de estos. Uno no puede ir disfrazado de cualquier manera paseando por las “piazzetas” “fondamentas” o “calles”, ya que tiene que ir de acuerdo al sentido general del Carnaval veneciano.

La ciudad en estos días se convierte en una gran pasarela de moda, un sitio donde ver y dejarse ver, donde uno muestra sus mejores galas y donde puedes ser literalmente acosado a flashazos si tu indumentaria carnavalesca lo merece.

Por último, en Canarias tenemos los carnavales de Tenerife y los de Las Palmas con su famosa elección de la Reina del Carnaval Drag Queen que en los últimos años esta comenzando a tener bastante repercusión, sobre todo a nivel mediático.
En el sur, destacable los Carnavales de Cádiz que no tienen nada que ver con los de Venecia. Los de Cádiz son los carnavales de las murgas o chirigotas, disfraces de cualquier tipo y temática y de cervecita o vinito a cualquier hora en las plazas de la ciudad del sur.

Bueno, todavía quedan unos días de fiesta hasta el entierro de la sardina, momento en el cual nos vestiremos de negro, lloraremos y se enterraran todos los posibles excesos que cometimos durante estos días y volveremos a la rutina habitual, hasta el siguiente año, o por lo menos hasta la siguiente fiesta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA