El amor en los tiempos de la gripe A

Ayer tuve una conversación muy interesante con una persona que me comentó algo que ya sabía: Que en la vida no hay nada 100% seguro y que la vida en sí misma es riesgo, a lo que cada uno tiene que decidir qué hacer y a qué apostar, que las relaciones y las personas no son medibles como lo son los sistemas informáticos y que debía emplear otro tipo de estrategia para enfrentarme a según qué tipo de problemas y decisiones.

Yo, que me considero buena analista de riesgos en temas de proyectos y en tecnología en general, siempre he sopesado el factor psicológico como variable a tener en cuenta a la hora de elaborar un informe con recomendaciones para un cliente. No obstante, como soy de ciencias, intento justificar mis decisiones con números, con costes y con probabilidades. Pero el intentar medir todo es imposible y genera un estrés y una paranoia tremenda. Yo le llamo el síndrome del gato de Schöringer o el del observador que altera lo observado.

Fijémonos por ejemplo en esa gente que va de vacaciones armada de su cámara digital y sacando fotos por doquier. De hecho, conozco a una chica que su mayor objetivo cuando sale de viaje por ahí es hacerse el mayor número de fotos posible en todos los lugares de la ciudad, lo que obviamente acaba por aburrirnos. Como la chica es monilla, los chicos no le suelen decir nada y le siguen el juego, pero a mí sinceramente me parece una actitud que le resta bastantes puntos como persona.

Siguiendo con el tema de alterar lo observado y de la obsesión por conocer lo que va a ser del futuro con tres indicios – Una especie de mezcla entre CSI y la Pitonisa Lola – A veces el intentar valorar si vale la pena una relación o si estás perdiendo el tiempo a menudo arruina la relación – A menos que te des cuenta a tiempo y te relajes. Creo que seguiré el consejo de este tipo y me relajaré un poquito, que ya bastante tengo con el curro y las otras obligaciones.

Siguiendo con los males del momento, la presunta gripe apocalíptica sigue dando de qué hablar e incluso me hace dar gracias por no estar en este momento con un buen bombo, claro que, por otra parte, sigo siendo vulnerable igualmente porque mi sistema inmune no anda muy allá y el día que no pillo un resfriado me da faringitis, como ayer, dolor de cabeza, malestar estomacal, diarrea o, como hoy, un amago de cistitis que afortunadamente he contenido con tres litros de agua y cápsulas de arándano rojo.

Lo de esta gripe ha empezado a producir efectos conspiranoicos entre la gente. Hay los que piensan que es un camelo para distraer la atención de la crisis galopante y el paro desbordado (yo no conozco todavía a nadie que haya pasado la gripe A pero tengo familiares y amigos en el paro y alguno lleva así más de un año).

Luego están los de la teoría conspiranoica que vienen a decir la siguiente ristra de cosas disparatadas (o no):

1) Que a Michael Jackson se lo cargó la CIA porque iba a revelar el asunto turbio del virus H1N1 en uno de sus macroconciertos para alertar a la población del peligro de los Illuminati. (Esta noticia me la soltó una vieja amiga el otro día con una cervecita y pensé que a la pobre se le estaba recalentando demasiado la sesera con tanto estudiar, pero lo curioso es que he ido investigando algo y he encontrado bastante material por Internet lo que me dice que, aunque disparate, se está extendiendo por Internet más rápido que la propia gripe A esa. Yo de hecho acabo de contribuir a su extensión, aunque estoy diciendo claramente que dudo de su procedencia original).

2) Que fue Obama en persona, como cabecilla de los Illuminati – Yo siempre he desconfiado del : “Yes, we can” – El que esparció el virus en su visita de Méjico.

3) Hay quien da una vuelta más de tuerca y dice que Obama es un alienígena que ha venido a implantar la esclavitud mundial. No hay más que ver lo perfecto que es para llegar a pensar en que esto es cierto, aunque me inclino más por la teoría que dice que Michael Jackson no es de este planeta…

4) Otras teorías afirman que hay un complot de laboratorios farmacéuticos para vendernos tamiflú y vacunas y así sacar a USA de la crisis (mira por donde esta me parece más creíble).

5) Las más espeluznantes hablan de que nos están acojonando con un virus mortal que no lo es en realidad para acojonarnos y obligarnos a vacunarnos en masa donde realmente lo que nos meterá en vena será un suero que nos extermine en masa o por lo menos a los más débiles (ancianos, enfermos, etc) a fin de que la economía mundial se sanee al eliminar la mitad del planeta y quedarse los capitalistas justo con la mano de obra que necesitan para no entrar en pérdida. No es ninguna tontería que uno de los grupos de riesgo sean las embarazadas, ni los niños, ojito, ojito… Vamos, que van a cargarse los que traen más población o los que no sirven a día de hoy como mano de obra. Un tanto raro, raro, raro (Como teoría lo del genocidio sin escrúpulos me parece espeluznante ahora que práctico a gente sin escrúpulos lo es un huevo).

En fin, que hay opiniones para todos los gustos. Yo os dejo un rato que después de esto voy a ver si hago acopio de pastillas para la tos y de paracetamol, no sea que se acaben en las farmacias. Ah, y empiezo a agradecer el tener más de veinte latas de comita en la cocina, al menos no moriré de hambre cuando entremos en cuarentena masiva y falten los víveres …Ah, y mejor miro a ver si me puedo hacer con una escopeta y con un generador de luz y con quinientos litros de agua potable y…Ya está bien de paranoia. Jolín, ya tenía yo problemas para que vengan los apocalípticos a darme más miedo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA