MAS PINCHAZOS QUE UN ACERICO


Ya he empezado con los pinchazos. Voy a acabar este mes teniendo en lugar de una barriguilla un acerico en la zona del ombligo. Se acabó bajar a la piscina en bikini. Se acabó lucir el piercing del ombligo…
Este tema de la fertilidad, desde que empecé en mi nueva clínica, parece que va yendo muy rápido.
Fue a finales de mayo nuestra primera toma de contacto y, ahora que no hace ni un mes ya estamos en nuestro primer tratamiento.

Para nuestra sorpresa, nos han aceptado a pesar de mi edad en el protocolo estándar de inseminación artificial (voy a cumplir 41 al mes que viene ¡!!!)
Y es que fuimos el jueves y nos llevamos la alegría de que, el alemán no lo aprobaré pero la prueba de la hormona antimulleriana sí .
Vale, os explico brevemente lo que es esta hormona: Mide “la edad cronológica de los folículos de los ovarios”. Antiguamente, se medía la hormona Folicoestimulina (FSH) y si daba más de diez, ya te colgaban el cartel de “premenopáusica”. Esto le ocurría al 80% de las chicas a partir de los 40 años. En mi caso se da el caso dudoso de tener la hormona FSH en 4 pero los estrógenos basales en 160 (el doble de lo normal). Entonces no se sabe si lo que pasa es que tengo la reserva ovárica baja pero camuflada por la ingesta masiva de píldora antibaby durante más de quince años o si es que realmente lo que pasa es que tengo mucho estrógeo porque también hago muchos folículos (en cuyo caso padezco del Síndrome del Ovario Poliquístico y por eso me salen quistes en los ovarios).
Al final parece ser que tengo la reserva bien (no para tirar cohetes pero bien), y los ovarios poliquísticos y la solución es meterme más FSH que es lo que tengo bajo.
Las clínicas utilizan con las pacientes lo que se denominan: Protocolos. A mí me dieron una hoja con la cantidad y los días que tenía que ponerme y luego me enseñaron lo último de lo último de pinchazos: El dosificador o pen. (Ver foto).
Le llaman pen porque es como un boli de los siete colores. Se mete la ampolla de medicación dentro como si fuera la tinta del boli, y la aguja desecha ble por el otro lado, se mueve la ruedecita en el dosificador para ajustar la cantidad y voilá, a hincarse la aguja en el michelín de la tripilla.
Para los que no estéis duchos en el maravilloso mundo de las agujas, las ecografías y demás esto que os he contado os debe sonar a chino.
Para empezar, una paciente de fertilidad debe ser insensible a las agujas. Aquellas de vosotras aprensivas de los pinchazos mejor que desistáis de estos tratamientos y paséis a la adopción porque no sólo os molerán los brazos a análisis de sangre sino que encima os tendréis que autopinchar todos los días. Tienen ventaja las insulinodependientes y las que hayan tenido que meterse heparina por alguna razón. (Las yonkies también pero no creo que estén admisibles como para sobrellevar este tipo de tratamientos).
Luego está el tema de las cánulas en útero y demás material que entrarán y saldrán de vuestro orificio vaginal y que mejor ni pretendáis saber qué son.
Yo, como soy muy morbosa, siempre into mirar por encima de la sabanita para saber qué demonios me están metiendo, más que nada por si algún día se dejan algo dentro , saber si al sentarme en el W.C el cacharro caerá y acabará obstruyéndome el desagüe.
Esto es broma, lo único que se me ha quedado alguna vez olvidado en la vagina ha sido un trozo de tampón y un trozo de condón roto, y el susto al encontrarlos fue mayúsculo, casi tan grande como la infección que me llegaron a producir después.
Lo peor de todo es lo de ir a por la medicación (no la tienen en las farmacias), así que tuvimos que ir a hacer una pequeña excursión para conseguirla. Pensábamos que cómo íbamos a pagarlo si no admitían tarjeta y cuánto costaría la broma, pero al final no llegó a los 400 euros (no os ríais que la medicación para una invitro cuesta cuatro o cinco veces más). A eso hay que sumarle el coste de lo que pagas a la clínica que en el caso de la invitro ronda los seis mil euros.
Voy a cambiar de tema porque igual estáis ya un poco cansados de oírme hablar de clínicas y médicos, pero lo siento porque, después de mi trabajo, es lo segundo que me ocupa ahora mismo mi planificación diaria y mis objetivos en la vida. Creo que es justo que os cuente un poco de esto en mi blog.
Al ir a la clínica te das cuenta de que, aunque la gente se queda embarazada normalmente por “el método divertido”, cada vez hay más gente que requiere de médicos y clínicas como esta para conseguir algo tan sencillo y a la vez tan complejo como es concebir.
Imagino que, en la vida, cada uno tiene alguna limitación en algo. A mí me parecía super sencillo conseguir sobresalientes en el instituto, las mates se me daban de fábula y no entendía cómo había gente que tenía que estudiar y todo cuando a mí “se me caían los sobresalientes” como brevas del árbol, sin ningún esfuerzo.
En general, salvo el alemán, que este año se me ha atascado un poco, no suelo tener problemas para aprobar las cosas sin esfuerzo. Tampoco tengo problemas para llevar mis finanzas en orden (aunque ahora vamos a ver qué pasa porque este tema de la fertilidad me va a dejar en cueros como me descuide).
Pero, sin embargo hay cosas que se me dan mal: Los deportes, por ejemplo. Soy bastante torpona y aunque tengo fuerza para cargar como una mula, tengo menos agilidad que un saco de cemento y menos flexibilidad que una viga de acero.
En fin, como el pobre House en el capítulo del otro día (Si no lo habéis visto todavía no sigáis leyendo aquí), hay veces en que haces todo bien y las cosas salen mal, mala suerte, simplemente.
Me encantó el capítulo porque me siento identificada con la pobre Cuddy, todo el día currando y siendo la mujer perfecta y, sin embargo, sufrió lo indecible (inseminaciones, invitros, una adopción fallida, incomprensión), hasta que consiguió adoptar la niña a la que salvó (Rachel).
Bueno, espero al menos que, después del romántico final del otro día, House y Cuddy puedan ser al final pelices y comer perdices, como en los cuentos de hadas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

TRAQUEITIS AGUDA

Un añito tiene mi niña ya !!!