Efemérides de agosto

Estoy aquí tomándome un pequeño descanso en el estudio, ya que entre semana ya he comprobado que no tengo ni tiempo ni cuerpo jota para meterme entre pecho y espalda tanta materia.
No sé si será muy sano pegarme estos madrugones los sábados para estudiar tanto, en fin, os lo diré cuando pase septiembre si ha valido la pena o no.
Estaba viendo las noticias, para que no digáis que vivo en mi mundo de la ideas como el fray Guillermo del “Nombre de la Rosa”.
Para ser un mes de agosto hay demasiadas noticias, tumultuosas. Rebeliones civiles en Londres, en Chile, en Oriente medio, ah y los “indignados” en España.
Entre medias, decide visitarnos el Papa. ¿Es que nadie le ha avisado del torrao que va a sufrir en Cuatro Vientos a las 4 de la tarde? ¿Es que este hombre no pasa el verano en Capri o en Cerdeña? Total, si el mundo está echado ya a perder y para lo que le queda, mejor poner su cuerpo al remojo en la playa que pasar los rigores del infierno en España…
Ah, vale, imagino que él no lo sufrirá que ya le pondrán palio y difusores como en los cafés pijos de la Castellana. Los fieles sí que sufrirán el torrado y bien, pero ya se sabe que la exaltación y las lipotimias van siempre de la mano… A mí me preocupa los trabajadores que tendrán que aguantar ahí haciendo de tripas corazón: Policías, personal sanitario, organizadores del protocolo, periodistas, personal de limpieza, catering ….
Digo yo, que por ejemplo, un evento así ¿no lo podrían haber hecho a cubierto en un auditorio tal como lo hizo recientemente el famoso ex hacker Kevin Mitnick. Ah, ¿Qué no sabéis quién es? Os invito a que lo descubráis, tendríamos todos muchos que aprender de sus técnicas de ingeniería social. No sé, volviendo al tema del Papa, yo creo que el Auditorio Nacional por ejemplo estarían todos más fresquitos. Y más céntricos también.
Lo que pasa es que esto de que el Papa apareciese por aquí como un consultor o como Lady Gaga chocaría con el espíritu populista y de masas buscado. Pero se autosufragaría.
De todos modos, aquí en España critican este tema del Papa, cuando el gobierno da subvenciones a cualquier asociación de la “Alianza de Civilizaciones” sin mirar ni por asomo que cumplan algún servicio social, que por lo menos los comedores de la Iglesia algo hacen pero yo no he visto todavía que los judíos, los musulmanes u otra religión o creencia hagan algo por los pobres de forma indiscriminada.
Más noticias, en agosto se anuncian elecciones anticipadas. Todos lo sabíamos, pero está feo esto de tirar la toalla y a continuación huir de vacaciones, no sé, parece algo así como huida aprovechando que la gente está adormilada por el calor y los pocos periodistas que quedan sólo están en Madrid para perseguir a la familia de Ortega Cano y otros satélites de Rocío Jurado.
No obstante, hay políticos que trabajan en agosto pero no para bien siempre que aquí en Madrid ya están planificando como esquilmar más al pobre trabajador que tiene que coger el Metro porque no le queda más. Así en septiembre nos salta por sorpresa la subida de un montón de cosas, como el que no quiere la cosa.
He dejado la Bolsa para lo último porque es para echarle un capítulo aparte. ¿Alguien se cree lo que pasa con la Bolsa? No hay crisis económica, es un invento de los ricos para despojar a los pobres de los derechos adquiridos en la época en la que USA temía que la URSS se apoderase de más países y para evitarlo, les tentaba con lo bien que vivían los trabajadores en el sistema capitalista, en definitiva, el “sistema del bienestar”.
Cuando cayó la URSS y el capitalismo se hizo feroz, el arma bursátil irrumpió en los antiguos países del eje comunista. ¿Y qué ha pasado? Pues que no hay autoridad en los países, tan sólo una panda de especuladores que quieren doblegar al mundo para imponer sus criterios, vamos los Iluminati, aunque el nombre no sea empleado como en su origen se concibió.
Este es el nuevo orden mundial: Los gobiernos títeres, la bolsa es ama y señora. Y si encima eres tan tonto como los españoles o los griegos de malgastar el dinero y tener que sacar a bolsa deuda nacional, apañado estás. Porque mal está que se arruinen las empresas y con ellas los trabajadores pero si encima quiebra un gobierno, ¿qué van a hacer? ¿Subastarlo al mejor postor? ¿Comprará España algún rico petrolero y nos venderá a los ciudadanos como carnaza para que los tiburones no ataquen las plataformas petrolíferas del Caribe? Total, como la vida humana ya no vale nada… Y si no que se lo digan los del vuelo de Spanair. La vida humana vale lo que hay que pagar en el seguro. Un daño colateral que le llaman los militares americanos.
Así las cosas, yo no sé qué hago estudiando tanto. Debería usar la ingeniería social para posicionarme como asesora de la Merkel o de algún gobernante de algún país que se vaya a salvar de la quema, visto lo visto. Ah, pero para eso necesito el alemán. Pues sí, al final va a ser que me sale rentable estudiar…

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA