Partir Peras

Bueno, bueno, hay gente que se pregunta todavía si me han secuestrado, y no. Simplemente he estado más liada que la pata de un romano, y lo que me queda. No me da tiempo ni para ir al baño o casi, así que voy a escribir esto rapidito por lo menos para que sepa la gente dónde ando metida.

En primer lugar ha estado mi padre bastante malito, en el hospital, más de una semana ha estado ahí ingresado.

Un problema de la vesícula parece ser, pero que se ha puesto más amarillo que el abuelo Simpson. Y todavía lo que queda, que le tienen que operar y todo.

En segundo lugar me ha tocado una buena tanda de viajes, el último cerca de la Haya. Pero el problema real no son los viajes, sino la cantidad de proyectos, incidentes, ofertas, etc que tienen, como la ley Murphy, la prodigiosa capacidad de manifestarse al mismo tiempo, así que como el que no quiere la cosa este viernes me toca deshacer un marrón en Sevilla. Voilá.

A esto se le suma que he tenido bronca gorda con la familia. ¿Motivo? El de siempre. Que no soy como ellos, ni pienso prestarme a sus manipulaciones. ¿Pretexto? Que he colgado varios post poniéndoles verde. Según ellos son acusaciones falsas. Según yo obviamente totalmente verídicas. Además no entienden que un blog es como un diario, sólo que anónimo y colgado en la web. El objeto no es que lo lean tus hermanos y familiares. El objeto es desahogarse de manera lo más humorística dadas las circunstancias. Algo así como una psicoterapia pero sin gastar dinero. Y esto me lo sugirió una amiga psicóloga. Que lo lean y lo malinterpreten es doblemente mezquino pero bueno, ahí está la cosa.

No voy a negar lo que he dicho, aunque cada uno entiende las cosas a su manera, claro está. A mí mi madre me ha puesto verde por ahí con sus amigas del mercado, incluso delante de mi jeta cuando era pequeña. Pero eso me lo va a negar, claro. Es que uno sólo se acuerda de lo que a uno le interesa.

Igual que mis hermanas, poniendo siempre verde perejil a mis novios, ex novios y demás. Yo creo que la única que puede criticar a un novio es una misma. El resto te pueden aconsejar o intervenir si la cosa se pone en plan Violencia de Género, pero si no, lo mejor que pueden hacer es dejar que las cosas salgan como tienen que salir. Pero no. Es muy fácil criticar constantemente y luego ofenderse cuando cambian las tornas y es criticado.

Pero no me importa. Si hay que partir peras con la familia, pues qué se le va a hacer. Tarde o temprano tendría que ocurrir. Es como si naces pato en un corral de pollos. Y yo debo ser la oveja negra de la familia por: Tener una carrera, casa propia, relaciones con chicos (aunque les pongan todos los adjetivos que se les ocurran), amigos, trabajo que da para pagar la hipoteca y alguna que otra cosa, carné de conducir y coche propio (aunque sea un cascajo que se caiga a pedazos). El caso es que yo soy la mala. Y todo la discusión empezó porque vino el otra día una prima segunda a traernos la invitación de boda y ya empezó mi hermana pequeña a criticar por el tema del coche. Yo, obviamente me enfadé y les dije que si no les gustaba mi coche se buscaran a otro pariente para llevarles o se pagaran el chofer y la limusina, si tanta úlcera les produce quedar como pobretones delante de la familia. Obviamente todos somos pobres, pero a mí jamás me ha avergonzado y por eso me presentaré con mi coche, ya que no tengo pensado cambiarlo hasta que me cambie de casa y tenga garaje donde dejar uno nuevo.

Pero claro, mis hermanas y mamaíta que van de princesas por la vida sin tener reino, en vez de agradecerme que las lleve siempre a estos eventos, me critican por mi coche. Esto ya raya en el límite de mi paciencia. Ciertamente, estoy ya más que harta de ser la Aída de la familia. Y tanto tiempo apoyándoles y dándoles consejos, comprándoles cosas porque veía que andaban muy mal de dinero, siempre pensando en trarles algo, sin ir más lejos, las pantuflas zueco en Ámsterdam...No, si es que todo ese dinero invertido en mi familia me lo podría haber ahorrado hace muchos años y ahora tendría un BMW nuevo y flamante. Así es como me lo pagan...

En fin, no quiero seguir porque me voy a enfadar seriamente y no quiero. La diferencia entre ellos y yo es que ellos tienen mucho tiempo libre para permitirse el lujo de enfadarse con la gente. Yo no tengo ni tiempo para eso, ando volada todo el día desde las 5:30 de la madrugada hasta las 1 y pico de la noche que me acuesto. Así que estos berrinches me parecen de gente malcriada y desocupada...

Comentarios

Alvaro ha dicho que…
Hola, escribí un post hace poco relativo a los "chicos" y el complejo de "Peter Pan" que te trae por la calle de la amargura y aún no me lo has publicado... censura?

X cierto, ánimo por lo de tu padre, al final y al cabo familia no hay más que una y todos cojeamos por algún lado.
Juanjo Ferrer ha dicho que…
Como diría Corleone... La familia... cada uno tiene una. :) Mi familia son mis padres y mi hermano porque el resto... como si no existieran. Ya te contaré. Cuidate y que llegues a un estado de más calma.
B7s

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA