STURM UND DRAG (Tormenta e Impetu)

Antes de que se me olvide, quiero contestar a uno de mis lectores que se ha autoadjudicado la letra A pero que no sabe que dicha letra ya está ocupada por mi primer novio oficial allá por el año 92 – Lo siento, tendré que adjudicarte otra letra, qué tal la W? Ah, y por cierto, sí que Z sabe de este blog, pero prefiere responderme al móvil en vez de escribir aquí. No obstante, alguna vez ha colaborado, como en un post relativo al tema del brócoli: Brócolis, Braguitas y Estadísticas, del 19 de abril del 2007.

Hecho este inciso, continúo con los últimos días.

En vez de relatar con pormenores mi estado de ánimo y mis desventuras, voy a dar una serie de pinceladas al azar de estos últimos días.

Viernes tarde. Tengo en mis manos el sobre con los resultados de las pruebas del tiroides. No he resistido la tentación de mirar dentro. Todo bien, sólo tengo mal el colesterol, como siempre. Para qué preguntarse más. Me mira una enfermera y mi cara de cansancio y palidez – No he podido comer al mediodía – Le arrancan un comentario, cuando me tengo que sentar en la sala de espera porque me estoy mareando un poco. Me dice: “Hija, ¿no será que estás embarazada?”. Casi me dan ganas de llorar y salgo sin contestarle. La gente no sabe lo cruel que puede llegar a serlo sin proponérselo. Me estoy marchitando por momentos como una amapola en agosto y me pregunta si....

Viernes noche, hora...No sé, la una y pico. Yo tirada en el sofá de mi casa, sola, en pijama, metiéndome entre pecho y espalda una tableta de chocolate puro con nibs (cáscara de cacao) lo más heavy que se ha inventado de cacao amargo. En la tele he sintonizado la parabólica y estoy viendo un concierto del grupo alemán Tokio Hotel, soberbio. Me encanta Viva, la cadena de música alemana. Mi canción favorita de este grupo, me fascina: Durch den Monsum. Es una música digna de Werther. Y es que el romanticismo alemán, Sturm un Drang siempre me ha parecido un romanticismo activo. Uno se suicida, pero no se deja morir lánguidamente, uno atraviesa el huracán y espera encontrar a través de él algo que se sincronice con su desesperación. Si buscáis en google, la letra es preciosa. Es en estos momentos cuando doy por bien empleado mis conocimientos de alemán. He despertado de mi duermevela y me he tragado toda la canción. Decido anotarlo en algún lado. Durch den Monsum, gegen die Sturm, precioso…

Domingo por la mañana. Como reza la canción de Mecano, hoy no me puedo levantar. Pero la noche pasada no me dejó fatal, apenas llegué a casa a las 3:30 y con poquísimo alcohol encima (dos cervezas y un chupito de tequila). Me arrepiento un poco, me da asco el olor a tabaco en la ropa. Me siento un poco apestosa. ¿Qué hago yo saliendo por ahí de garitos a mi edad? ¿Cuándo voy a poder sentar la cabeza y levantarme de madrugada a dar el biberón a un bebé?

Vale, podría haberme quedado el sábado en casa viendo el DVD con los capitulos grabados de House. Pero es que se me caía la casa en cima y en cuanto me propuso alguien salir a tomar algo, no me lo pensé dos veces... Prefiero deprimirme activamente que pasivamente, dejándome languidecer sobre el sofá de peluche rojo. Pero aún así...

Domingo por la noche. Deambulo por un Opencor intentando conseguir un pack de papel higiénico que se me ha acabado. ¿Por qué no salí a comprar el sábado por la mañana? Bueno, al menos hice la colada y fregué la pila de cacharros del fregadero. Es todo lo que puedo hacer con este malestar que tengo encima...Me siento agotada, y no sé por qué. Es como si me hubieran desinflado, y ahora no tuviera nada por lo que luchar. Aun así, he visto a Z un rato al mediodía y hemos pinchado unos trozos de pollo cajún o cómo se llame mientras volvíamos a dar vueltas y vueltas a algo que ya me está haciendo distanciarme de mí misma.

No siento nada ya, pero el estómago me está brincando de ardor por el dichoso pollo oriental. Llevo unos días con el estómago sucio. No me extraña, no creo que los sandwhiches del hospital y las tabletas de cacao sean la dieta ideal para nadie. Igual la culpa es de las vitaminas....

Martes, al filo de la medianoche. Estoy picando unas lonchas de mortadela light y cociendo unos huevos que van a caducar. La casa está revuelta, como si el Monzón de la canción hubiese pasado por ahí. Miro mis uñas, están descuidadas. Voy por unas tijeritas y una lima. Suena el teléfono. Me llama un amigo – Y van cuatro hoy, no sé qué pasa que llevo unos días que todo el mundo reaparece, como si supiesen que tienen que venir a mi rescate. He quedado con él a comer el viernes. Me apetece porque hace mucho que no nos vemos. Me pregunta si estoy bien, que tengo voz de cansada. Sí, llevo varios días sin poder pasarme por el gimnasio, mucho jaleo y poco tiempo libre...

Termino el último hojaldrito de una caja que también caduca hoy, como los huevos. Parece que toda la comida está a punto de caducar porque no hay nadie con quien compartirla. Entonces me doy cuenta de lo sola que estoy desde hace tiempo, pero ya no me importa tanto. Tengo ya decidido lo que voy a hacer a partir de ahora con mi vida, lo que pasa es que el peso de la decisión me está doblando la espalda. Por eso estoy tan cansada. Mañana iré al médico a enfrentarme a mis problemas. Z va a venir. No entiendo por qué pero al menos así me hace compañía. ¿Acabará todo esto como una película de Woody Allen? Quien sabe.

Miro las noticias y me entero que un terremoto en China ha matado a miles de personas y un tifón en Birmania a otros tantos miles más. Así vistas las cosas, los problemas personales parecen una tontería, pero claro está, cada uno tiene su Monzón encima.

Os dejo con el estribillo de la canción traducido, para no torturaros más.

Tengo que ir, a través del Monzón,
dejando atrás el mundo, hasta el final del tiempo,
Hasta que ya no llueva más,
Contra la tormenta, pasando el abismo
Y si ya no puedo salir jamás,
aún seguiré pensando que alguna vez
correremos juntos de nuevo.

Comentarios

Alvaro ha dicho que…
Hola, la "W" está fantástica así que me puedes empezar a denominar por esa letrita :)

Me he leido lo del brocoli, eran días de vino y rosas con Z eh? ;)

Cuando tenga tiempo me leeré todos los temas, empezando por el principio, que si no esto es como empezar a ver una película por el final...

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

TRAQUEITIS AGUDA

Un añito tiene mi niña ya !!!