VIVO SIN VIVIR EN MI

Estoy que no estoy y vivo sin vivir en mí. Ahora entiendo a Santa Teresa, era la primera consultora internacional del país. Yo, como ella, tengo el poder de la bilocación y siempre estoy en el aire...

Me explico: Acabo de regresar de Munich y ya me tengo que volver a París. Entre idas y venidas tengo que hacer los preparativos para la boda de mi prima que es el próximo sábado. No me imagino casándome yo con este estrés.

Seguro que mi boda tendría que ser algo hecho como la famosa boda de Bea la Fea, que en el mismo día recupera a su amado y se casa aprovechando la boda de una amiga que se fuga...Se ve que durante dos años los guionistas han estado estirando el chicle de la serie y ahora que los protagonistas les daban dos semanas para terminar su papel porque ya no podían más de aburrimiento y cansancio, todo lo que no han corrido en dos años han tenido que arreglarlo en sprint en dos semanas.

Bueno, si iré acelerada que este mes la prima de Rusia ha sido más puntual que un tren en la Hauptbanhof (Estación central). Y ni me ha dolido. Natürlich, que diría mi amigo Max. No es que no me haya dolido, es que ni tiempo para enterarme. Pero vaya, se ve que estoy bien nutridita de vitamina B, de Bier del Biergarten donde nos llevaron a cenar.

Entretanto han pasado muchas cosas, pero ninguna grave.

Mi amiga del cole – Digo mi amiga porque sólo me queda contacto con una - se va a Galicia con su marido y sus hijos. Espero que les vaya mejor que aquí en Madrid con su estrés, sus prisas y el desarraigo de los niños. A ver si este verano puedo ir a verlos cuando estén instalados en la casona del pueblo.

Um, si no fuera porque no tengo mucho tiempo para pensar en algo fuera de mi programación prusiana, diría que hasta los envidio por poder escapar de la rueda de ratón en que me encuentro.

El sábado, sin ir más lejos en menos de una hora me compré el vestido, los zapatos y el chal que necesitaba para ir a la boda. Por la mañana fui a la pelu porque este sábado no voy a tener tiempo ni de respirar, suerte de mis prácticas de apnea submarina...

Y la compra fue a un precio y calidad aceptables. Todo un logro. Ayer estuve con mi hermana pequeña pasando el aspirador del coche. Claro que como Genovevo es todo un poema ahora se me ha desenganchado el mechero del coche y espero que no me dé problemas luego, que ya se sabe. El caso es que este coche mío es de mira y no me toques, que parece que está momificado y cada vez que tocas algo nuevo se cae a pedacitos. Algo así como la peli “Esta casa es una ruina”. En fin, es lo que hay...

Al menos he hecho los deberes este fin de semana: Ropa a punto, tarjetas de la piscina localizadas para algún siglo de estos que pueda bajar a darme un chapuzón, que no aguanto ya de calor en mis piernas maltratadas por el Síndrome de la clase turista, cacharros limpios, habitación barrida, etc. Bueno, que la casa sigue estando un poco patas arriba. Supongo que tendré que esperar hasta el 5 de julio para poder arreglarla un poco y meterme con el tema de la puesta a punto, como ya comenté en su momento. Ahora bastante tengo con ir saliendo a flote de los compromisos laborales y familiares. Hasta tal punto ha sido la vorágine que el otro día no pude llamar a un amigo porque estaba en Alemania en mitad de un zafarrancho de viaje. Que ya sólo pasar un control en el aeropuerto descalza, con todas las cosas despanzurradas por la cinta de rayos x y sin que se olvide o te choriceen algo – Ojo, esto que digo no es exageración, que los polis del control están atentos a que no llevemos una delatora botella de agua que nos convierte poco menos en primos de Bin Laden, pero si te guindan la cámara digital en los rayos x el espabiladillo de turno que se aprovecha de que estés cara a la pared siendo cacheado, ese seguro que no le ve ni Dios, habiendo veinte gendarmes a cada lado. Así van las cosas en el mundo...


Bueno chicos, deseadme suerte que ya os contaré más cosas la semana que viene cuando sobreviva a la gymkhana. De momento conseguí poder ver el partido de la selección y parece que mis poderes mentales han surtido efecto cuando le decía al Iker telepáticamente: Anda chaval, deja de pensar en tu amiguita Eva y ponte las pilas o se te come vivo ese Fetuccini que te mira con mala cara. Pero no sé si el jueves, al estar inmersa en una reunión de trabajo, no podré pasar mis milicrorianos a los defensas para que no se dejen intimidar por el Polonio 210 que seguro que les achucharán los delanteros rusos. Ya me imagino al Kamarada delantero Exterminenko acercándose al pobre de Pujol diciéndole: “¿Quieres que tu madre no vuelva a ver a su hijo por su cumpleaños?” En fin, igual se aplican el cuento y se ponen todos tapones en los oídos y así conseguimos ganarlos... Ah, mi problema de la cara va mejorando, aunque con tanta comida alemana no he bajado ni un gramo. Suerte que no haya engordado. Grrrr

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA