CONTRATIEMPOS Y MAL TIEMPO


JOROÑA QUE JOROÑA


Dice el refrán que el hombre propone, Dios dispone y luego llega el Diablo y todo lo descompone. Y eso debe ser lo que me está pasando a mí que por más que intento hacer las cosas bien y aprovechar el tiempo al máximo, las cosas no me salen como yo quiero.

Mi empresa me dio tres días de vacaciones por Semana Santa, son días de vacaciones generales por compensación horaria. Hasta ahí estupendo, porque tenía acumuladas como dieciocho mil tareas y no veía el momento de hacerlas. Por Internet he hecho todo lo que podía pero se ve que muchas cosas en este país no funcionan así e incluso te hacen creer que sí pero al final tienes que ir en persona y hacer tres horas de cola si quieres que salgan bien y no sólo que lo parezcan.

¿Me explico?

Me ha remitido Hacienda mis datos fiscales del año 2006. Parece que está todo bien y según el borrador hasta me tienen que devolver unos quinientos euros que no está nada mal pero…Ahí está el pero, que no están completos los datos y al mirar los que me pasa el banco, no soy capaz de ver en qué puñetera casilla del programa Padre me tengo que imputar los dichosos intereses del fondo de inversión que tengo desde el año pasado. Me toca ir al banco, y aprovecharé a ver que me explique otra vez lo de las cuentas que hay que hacer para ver cómo repercute la amortización parcial que hice también el año pasado que Hacienda tampoco lo ha registrado…Vamos, que hoy pierdo toda la mañana con esto y seguro que tendré que pedir cita a Hacienda para modificar el borrador…

Más cositas: La infame Inseguridad Social. Se supone que hoy tenía una prueba ginecológica y había hueco según el dichoso ordenador de la auxiliar de mi ambulatorio, pero como la cita era en el otro centro, “se les olvidó” decirles a tiempo que hoy no había consulta…Total. Me he dado un buen paseo para comprobar que hoy no me pueden atender y otro paseo para que me vuelvan a citar. Resulta que al final tendré que perder una mañana del trabajo y rezo para que esta vez me vean. No me extraña que la gente se muera…De asco supongo, porque esto es Kaftkiano. Espero que me den pronto la tarjeta del seguro médico privado que tiene concertada mi empresa. Me harán las mismas chapuzas, pero por lo menos no tendré que pedir permiso a mis jefes, que acabarán hartándose de mí porque ellos no van a la Inseguridad Social ni saben lo que se cuece por ahí.

Otras tantas cosas. Yo esperaba recibir ya la notificación con la resolución del juicio que tuve hace dos semanas, pero seguro que ahora que estoy en casa no me la envían. No, me enviarán la notificación a traición cuando esté de viaje en Frankfurt, en Lyon o en el Kurdistán por trabajo y así se quedará la dichosa carta en Correos muerta dos semanas hasta que se pase el plazo de recogida. O peor, llegaré de viaje y tendré que perder la mañana siguiente en ir a recogerla a una oficina central que está donde Jesucristo perdió la chancleta. Luego dirán que yo no vivo en mi casa o sandeces por el estilo…Así va el país este…

Y ya el remate. Estoy intentando desesperadamente poner las contraventanas en mi casa y la persiana de la cocina, que como son tan posh en mi barrio, al ser un ventanal decidieron que era más pijo no poner persiana, así cada cual se montaba una pérgola, un cenador o yo qué sé que mierda moderna, pero el caso es que en verano me aso en la cocina y en invierno hace un frío horrible.

Pues bien: Lo primero es que nadie trabaja en los laborables de Semana Santa. Bueno sí, un par de carpinteros rumanos pero no sé, eso de que les dé el 50% ya para que vayan a comprar el material…No sé, vinieron ayer porque pillé un anuncio por el barrio y viven cerca, pero me da en la nariz que son algo turbio, y no me llaméis racista pero venían con un par de bolsas de deporte y tomando notas en un cuaderno de cuadros sucio y no sé, no sé, además, llamadme tacaña pero dos mil euros yo no los suelto tan alegremente sin asegurarme de que los pollos no van a fugarse hasta Bucarest…

Luego miré en varios sitios, menuda panzá a andar por ahí. Al final localicé un sitio, eso sí, por Móstoles, que es un almacén grande de carpintería de aluminio y cristalería, y aunque no es su zona, sí podrían venir un viernes por la tarde. Eso sí, me han dicho que vaya midiendo yo y que llame el lunes para darme una estimación del presupuesto. Si no me meten una buena clavada, creo que me quedaré con estos, que al menos sé donde paran. Y me gustó mucho el sistema de persiana sin obra que tienen. Así en cuatro horitas de un tirón me ponen todas las ventanas. Y me dan factura y esas cosas como Dios manda…

Y para acabar, menos mal que fui ayer a la biblioteca a cambiar los libros, porque hoy a las siete de la tarde cerraban para fumigar, si llego a ir hoy, me encuentro el edificio cerrado y despidiendo una nube de tóxicos. Aparte de castigarme por no llevarlos en plazo, me hubiera agarrado un buen ataque de asma… Luego los muy perros decían que tenían horario normal esta semana, y una mierda, que ya me olía algo raro…El insecticida, ja,ja.

Bueno, os dejo que tengo que ir al banco. Ya la vuelta de Alicante os contaré si hemos tenido que salir en el Arca de Noé o nos ha hecho medio bueno. Estos del tiempo otros truhanes que dicen que no llueve este finde para que la gente salga de Puente, pero es mentira, que va a llover a cántaros porque se pasan todo el día engordando las nubes con yoduro de plata, que le compraron la patente a los judíos pero se les está yendo de las manos el invento y ya se ha desbordado el Ebro…Esto de no leer los manuales de instrucciones…

Bueno, que os lo paséis muy bien, llevaros el paraguas, que no es broma y tened cuidado con las torrijas, con las de pan porque engordan y con las otras porque son malas al volante…

Comentarios

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA