MI NUEVO TRABAJO


BEGIN THE BEGIN

Bueno, ya es viernes, menos mal. Ya he pasado los tres primeros días de trabajo, esos en los que acabas aturdida porque te presentan a cien personas y cien nombres que olvidas salvo el de tu jefe y tus dos compañeros más allegados. Lo peor es la vergüenza cuando te encuentras con ellos en la máquina del café o por los pasillos y te saludan. Lo peor no es eso, porque al menos te suenan las caras. No. Lo peor es cuando te preguntan por Menganito o Fulanita y no te acuerdas. Luego además te dicen: “Pero si has estado tomando café con él/ella hace un rato”. En fin, no se dan cuenta de que para ti son cien y tú eres una sola para ellos, por lo que es normal que recuerden tu nombre, pero no tú el suyo…

Al menos en este sitio me han asignado PC en funcionamiento desde el primer día y con acceso a la intranet (Bueno, faltan cosillas, sí, pero jolín, en otros sitios no tuve PC hasta pasadas dos semanas y no me dieron de alta en el correo hasta casi cuando me iba a marchar…).

Luego está el stress de la imagen, del primer día, ese en el que vas de traje impoluto porque te presentan a todos los jefes y, oh, horror, mejor que no tengas la regla…

Recuerdo un sitio castastrófico donde trabajé, y digo catastrófico porque salí de allí muy escaldada donde, a tenor de la ley de Murphy, tenía que haber dimitido ya desde el primer día. ¿Razón? Mi primer día estaba con la regla, con fiebre y un constipado horroroso, una fuerte jaqueca, se me rompió la cremallera de la bragueta y no me pude quitar la puñetera chaqueta en todo el día, y además, vomité la comida porque me sentó fatal…Si a eso se le unió que tuve que aguantar tres discursitos solemnes de tres casposos chabacanos y socarrones que no nos dejaron ni a sol ni a sombra en todo el día soltándonos la propaganda de lo excelso que era el sitio y la enorme suerte que habíamos tenido en que nos hubieran escogido, para lo que tendríamos que corresponder con un enorme sentido de la responsabilidad y sujeción a las normas…Ay, que el cielo me enviaba señales y yo no las captaba…Tenía que haberme fugado por la única puerta que no estaba vigilada por maromos de dos por dos y no regresar ni de visita…

Bueno, sin divagar, voy a hacer una enumeración frívola de mi nueva situación en este trabajo comparándola con el anterior:

1.- Me dan café y galletas gratis. Y el café es café de verdad. De cafetera.

2.- Sin embargo, no tenemos máquina de zumo de naranja. Cachis, me voy a tener que ir a la farmacia a comprar Redoxon, porque no es muy apropiado que me traiga tres naranjas y un exprimidor eléctrico y los plante junto al PC, no al menos por el momento que no saben todavía lo frikie que puedo llegar a ser, mejor que lo vayan descubriendo para cuando me haga imprescindible o me cojan cariño..

3.- Me pilla veinte minutos más lejos de mi casa, lo que signifca pasar 40 minutos más en los transportes.

4.- No tengo que coger la dichosa línea 6 del metro, donde todos los días hay: Mucha, mucha gente, y no toda huele a limpio, y se esfuerzan en leer el periódico en tu chepa. Hay averías, sabotajes, discusiones, y hasta policía y gente crispada…

5.- Ahora voy sentada en la RENFE, leyendo o durmiendo. Así que los 40 minutos los daré por bien empleados, al fin y al cabo.

6.- No estoy céntrica en Madrid, cada gestión ahora se me hace un mundo. Antes tenía veinte bancos a menos de doscientos metros. Ahora tengo esos mismos metros hasta la garita de entrada al Parque empresarial, que ni digamos lo que hay hasta el banco más próximo…

7.- Tengo en total, más beneficios sociales, y los puedo distribuir más de acuerdo a mis necesidades.

8.- Mis compañeros actuales además de ser competentes y bien cualificados, no están enganchados a la Wii ni a Second Life. Bueno, sigue habiendo la típica secta de adoradores del dios Tux, pero bueno, como en todos lados…Al menos no están atacados de conspiranoia como unos ex compis de cierto sitio del que no quiero acordarme…Y espero que ellos tampoco se acuerden de mí, somos como el agua y el aceite…

9.-Mi actual jefe parece que tiene sentido del humor y todavía no lo ha usado contra mí, pero bueno, esta proposición pertenece a los que se llama “Lógica productiva” porque se demuestra, que dado el tiempo preciso, se acabará dando…Demoledor.

10.- Lo mejor: Mi edificio no es un bunker y mi ventana, aunque da a una mierdecila de patio con aparcamiento para visitas y jefecillos, al menos es una ventana y a través de ella puedo saber si es día o de noche, lo cual no sé si tiene que ver, pero ha contribuído a curarme la urticaria (eso o porque el café es de buena calidad y la leche de marca reconocible, y no habitan seres negros en el fondo de los vasos con regusto agrio…).

Bueno chicos, os tengo que dejar porque tengo mucho que estudiar, la semana que viene tengo las siguientes tareas, además de las habituales:

- Gestionar la matrícula de la escuela de idiomas
- Asistir al puñetero juicio desgraciado sobre el accidente de tráfico que os referí hace tiempo y dado que ya se enteró la analfeta del juzgado de que Carabanchel no está en Toledo sino en Madrid. De risa pero cierto 100% que todavía tengo como prueba la notificación donde pone mi dirección así:

Menganita de tal, calle tal, Carabanchel (Madrid) 28025. Total!!!! Esta señora desconoce que Madrid es una ciudad con muchos distritos (Latina, Carabanchel, Usera, Centro, Moncloa, Chamberí, Chamartín, Retiro, etc), pero que todos son Madrid.


- Examen de oposición (la verdad es que no tengo ni puñetera idea, pero como son 7 plazas y sólo nos presetamos 60, al menos el cálculo de probabilidades juega a mi favor, ¿o no?
- Gestionar el tema de mi finiquito. Seguramente tenga que achucharles y encontrar sitio de debajo de las piedras para ir a cobrar… Ayyyy
Bueno, buen finde de parte de una nuevamente estresada pero al menos más feliz curranta.

Comentarios

Alba y Alvaro ha dicho que…
Nos alegramos de que empices tan bien en el nuevo trabajo, a ver si sigue asi, aunque si salen las oposiciones, imaginamos que cambiaras de nuevo. Suerte en todo y feliz finde a ti tambien.

Besos desde el agua
Luis ha dicho que…
Bueno aunque no se si lo has escrito desde un punto ligeramente pesimista o es una sensacion producto de mi cansancio, has temrinado dandome envidia, y no adivinaras que punto es el que mas envidia me da...
Pero envidia sana: Disfruta tu nuevo trabajo y comete al jefe en el primer comentario socarron

Entradas populares de este blog

BETAESPERA

Un añito tiene mi niña ya !!!

TRAQUEITIS AGUDA